VOLVEMOS PRONTO, SENEGAL  

Vuelve la misión sanitaria a las regiones de Cassamance y País Bassari. Como siempre, en todos los dispensarios nos esperan con los brazos abiertos y dispuestos a colaborar con el equipo de sol a sol. En cada uno la misma rutina: acondicionar las instalaciones cedidas para pasar consulta, montar una pequeña farmacia en cada una y calcular cuánto y qué disponemos para los 3 días que duran nuestras estancias en cada poblado. Según el espacio del que disponemos montamos una o dos consultas de adultos para agilizar el trabajo. Y todo sin dilación porque ya empiezan a hacer cola desde primera hora.

Se reparten números para organizar la asistencia y calcular a cuántos vamos a poder visitar durante la mañana, la tarde y los días posteriores. Nos esperan pacientes de todas las edades y con todo tipo de procesos, tanto crónicos (hipertensión, estreñimiento, problemas de visión, anemias, gastritis, infecciones cutáneas, parasitosis…) como agudos (heridas, abscesos, infecciones respiratorias, diarreas, malaria…). Aún cuando ya nos ha dejado el Sol, con ayuda de frontales y linternas, continuamos la consulta hasta haber atendido a los que se habían quedado hasta última hora por no poder acudir al día siguiente.

Rutina cada vez más ágil y llevadera conforme avanza la misión. Aunque nos esforzamos por aprender palabras básicas en los distintos dialectos (wolof, diola y peul), las anamnesis no habrían sido posibles sin la ayuda de nuestros traductores (Papo, Toni, Dani, Arouna y Doba), quienes nos ayudaban a detectar los motivos de consulta y a explicarles a los pacientes nuestros diagnósticos y las pautas de tratamiento prescritas. Al final ellos mismos ya sabían qué íbamos a querer preguntar en cada caso y agilizaban mucho el trabajo.

En nuestro caso, era nuestra primera misión sanitaria con Yakaar África y la experiencia ha sido inmejorable e imborrable. Hemos aprendido de lo vivido en esta misión y aportaremos para las próximas protocolos de actuación según las patología encontradas y necesidades farmacéuticas para mejorar nuestra asistencia futura. Gracias a todo el grupo por ser nuestra familia y apoyarnos en todo momento. Os queremos. ¡Volvemos pronto Senegal! María Ferrando Lluch y Mamen Escriche López  

Share