pedro montero

 

Cuando contactamos con Demba a través de internet, buscábamos como siempre una manera de viajar que nos posibilitara conocer el pais y su gente, pero además deseábamos que nuestra estancia y el dinero gastado repercutiera directamente en los locales y no en agencias intermediarias. No solamente cumplimos nuestros objetivos iniciales sino que este viaje se convirtió en una de las experiencias más enriquecedoras que hemos disfrutado a lo largo y ancho del mundo.  

Del país y su belleza, poco más podemos decir que no se pueda consultar en una guía, pero destacamos la variedad de paisajes: desierto, sabana, selva impenetrable, playa tropical, que hicieron más amenas si cabe las 3 semanas que estuvimos recorriendo Senegal.  

En lo que coincidimos toda la familia es que lo mejor del viaje fue sin duda la relación que establecimos enseguida con Demba, Ambrosio y Cheikh, una relación que trascendía lo meramente profesional. Fue como viajar con todas las comodidades y con unos grandes amigos cuidándonos y enseñándonos su país. Ellos nos mostraron la realidad de Senegal, no solo la que sale bien en las fotos, y nos permitieron conocerla, sentirla y amarla, abriéndonos las puertas de sus casas, sus amigos y vecinos.  

Otro de los grandes incentivos fue la posibilidad de visitar los proyectos de Yakaar Africa y conocer sobre el terreno cómo desarrollan su labor, de un modo ejemplar: bien organizado, efectivo, honesto, justo y sostenible. No tengo más que palabras de agradecimiento para Demba y su equipo. Ellos han sido los responsables de que hayamos disfrutado de un viaje absolutamente inolvidable.  

Pedro Montero  

 

Share