TERCERA VEZ EN SENEGAL


 

Tercera vez en Senegal, en esta ocasión para conocer un poco más la realidad del sistema de salud en el país, y ver las opciones que hay para crear un convenio de cooperación médica entre Barcelona y Senegal a través de Yakaar Africa.  

De la mano de Demba conseguimos una reunión con la autoridad médica de Ziguinchor, quién mostró todo su apoyo e interés para el proyecto de colaboración.  

Tuvimos también la ocasión de conocer a miembros de otras ONGs para intercambiar impresiones.  

En esta ocasión sólo estuve una semana, pero lo suficiente para quedar como siempre encantada por su gente. Y como en cada viaje siempre hay alguien que te roba el corazón. Conocí al pequeño Edou, ni de un año de edad, en un barrio de Ziguinchor y como tantos niños de Senegal tenía Butón, pude comprarle sus medicinas.  

Nos desplazamos hasta Affiniam donde conocimos a Ferdinan Coly, un niño del que oí hablar en Barcelona, porque unas doctoras catalanas le habían diagnosticado problemas del corazón. Espero conseguir su informe médico y que le podamos ayudar.  

Y no olvidar a mi amiga Sophie, que conocí en Rufisque, a las afueras de Dakar, a la que hace 15 años una meningitis severa postró en una cama y no se puede mover. Aún así tiene muchas ganas de vivir y una familia que le apoya. Propósito de conseguir sus medicinas para mejorar su calidad de vida.  

Chris, mi hermanito senegalés, me ha mostrado ese lado familiar de Senegal, a su familia, los paseos por los barrios de Ziguinchor, saludando a todo el mundo, tratándome como a un miembro de la comunidad. Todo un placer viajar sin ser turista.  

Y agradecer a Marc Lindig y Esther Simo su generosidad, por haber donado un billete de avión para realizar este viaje, sin su ayuda, este proyecto no hubiera sido posible.  

MONTSERRAT ASENSIO

Información para hacerse socio