Beatriz de AFILAPA nos habló del caso de Seynabou que nació con una fisura de labio y paladar bilateral completa y a la que le hicieron una intervención quirúrgica mal hecha que le afectó a los ojos y al lagrimal. Su cara era un auténtico estropicio Beatriz nos decía en su escrito “tener una desfiguración de la cara implica, en cualquier país del mundo, una condena a vivir de una forma marginal el resto de tu vida. Además, estos niños, sin la cirugía adecuada, son tratados como retrasados mentales cuando no lo son. Si a eso le unes el problema del habla, imagínate, ya que sin intervención quirúrgica no pueden desarrollar el habla con normalidad. Y si le sumas que es mujer… Es decir, si a Seynabou no se le hacen las cirugías oportunas se le aparta de por vida de un desarrollo normal.”

Pusimos el caso en conocimiento del Dr. Bardaji y de ADGN y a pesar de las enormes complicaciones del caso, lo aceptó para operar en Senegal en una operación en dos fases, la primera hace unos días en Velingara, la segunda en la próxima Semana Santa en Thionck Essyl. El resultado de la primera ya es espectacular a pesar de que la hinchazón debida a la cirugía reciente todavía es apreciable en su carita.

A partir de ahí se ha desarrollado una corriente de amistad entre AFILAPA, ADGN y YAKAAR ÁFRICA de la que nos sentimos enormemente orgullosos como intermediarios y casi diríamos cómplices en la resolución de este tipo de problemas. Así Beatriz se dirigía al Dr. Bardají de esta manera:

No quería dejar pasar la oportunidad de agradecerte (a ti y a tu equipo), personalmente, y en nombre de la familia de Seynabou, haberla atendido en vuestra última campaña. YAKAAR ÁFRICA y, en concreto, José María, se cruzaron en mi búsqueda desesperada para que alguien pudiera atender a esta pequeña, en el mes previo a vuestra campaña. No sé si sabrás por Jose María que la Asociación a la que pertenezco, AFILAPA, la formamos padres de niños fisurados. Desde que nos pidió ayuda su tía (que reside en Pamplona) y vimos las fotos de Seynabou, nos parecía que su caso podía ser un poco más complejo que el de cualquiera de nuestros hijos. En la mayoría de los casos la malformación se limita al maxilar, el labio y el paladar duro y blando como mucho pero esta pequeña parecía que tenía afectado hasta el ojo. Cuando nació, la familia nos contó que le habían realizado una cirugía mal hecha. Me gustaría que me trasladaras tu experiencia con la cirugía que le habéis hecho y que me comentes, cuando puedas, qué intervenciones quedarían por hacer Cualquier cosa que necesitéis y en lo que nuestra Asociación o las personas que la formamos podamos colaborar, nos lo decís:medicamentos, material sanitario, etc., que pudiéramos aportar.

¡Otra vez, miles de gracias por tu tiempo y el de tus colegas!

¡La familia de Seynabou está muy agradecida!

Y Carlos Bardají respondía:

El caso de Seynabou es mucho más complejo. Se trata de un síndrome facial que incluye hendidura facial bilateral, coloboma palpebral bilateral, fisura palatina y probablemente una cardiopatía (por un soplo patológico que hemos auscultado), a falta de otras exploraciones  omplementarias.

El caso había sido operado no con demasiada fortuna, puesto que el resultado fue mediocre. Nosotros le alargamos las dos cicatrices faciales que iban de los labios a los párpados, mediante Z-plastias.

Una vez conseguido esto, le corregimos las dos fisuras del labio superior, con lo cual se consiguió una boca más funcional, y sobre todo, estética. En este mismo tiempo se le enderezó más la nariz, que estaba completamente desviada. El coloboma del ojo derecho también se corrigió y no terminamos el del ojo izquierdo porque la intervención duraba demasiado y además me faltaba bastante tejido. Muy importante: las suturas que empleamos son reabsorbibles para que no haya que quitarlas. Tal y como le dije a Ambrosio, en Semana Santa le podríamos arreglar la fisura palatina y el coloboma del ojo izquierdo, si lo desean.

Todo un ejemplo de dedicación y colaboración

 

Share