Reunion Demba mujeres 3

Reunion Demba mujeres 4

Reunion Demba mujeres 5

Reunion Demba mujeres 6

Reunion Demba mujeres 8

Reunion Demba mujeres 9

Reunion Demba mujeres 10

 

Tras una semana en la zona, después de haber visto todas las huertas de la zona, las mujeres están limpiando y plantando las semillas para dentro de una semana empezar realmente el trabajo.  

Después de haber visto las huertas de cada poblado, decido convocar una reunión para hablar de cómo hacer el trabajo, animarles y con la ayuda de una técnica hacer una presentación de cómo deberían llevar las huertas, decirles cosas que podrán aprender de ella para mejorar su trabajo. La chica se llama Aissatou Mbaye, para hacer una discriminación positiva decidí irme a la escuela de formación de agricultura, buscar una chica en último año de formación para hacer la charla con las mujeres en Oussouye, estuvimos allí desde las 11 de la mañana hasta las 17 de la tarde.  

He hecho la presentación de los proyectos hablando de la filosofía de Yakaar África para que pueda ser bien entendido por parte de las mujeres, explicarles quienes somos, de donde viene el dinero, de los sudores de españoles trabajando muchos meses y que deciden acompañarnos en la mejora de las condiciones de vida de la gente de los países llamados tercer mundo. Qué esperamos de ellas, habrá que saber aprovechar bien el dinero para animarles a seguir ayudando y ver que realmente hay resultados, insistir en la organización de cada entidad de agrupamiento de mujeres en los poblados, recordarles la suerte que han tenido de tener a Yakaar África que en todo esos poblados hemos ido a tocar a la puerta de cada presidente de cooperativa para traerles nuestro apoyo y ayuda. Es una suerte que no se encuentra todos los días, hay muchas asociaciones humanitarias, cruzando todos los días las carreteras asfaltadas vía Cap Skirring que no quieren saber nada de ellas. Si no fuera por la proximidad de Yakaar con la población, no habríamos llegado a hacer todo eso. Habrá que mejorar la organización de cada cooperativa de mujeres para poder captar los fondos y animar la gente a seguir mediante la obtención de buenos resultados.  

Después ha intervenido nuestro amigo Dominique, hablando de su pequeña experiencia con Yakaar, él ha hablado en el sentido de animarlas al trabajo, ha vuelto a insistir en la filosofía de la asociación, del interés de saber aprovechar bien la ayuda. Ha puesto como ejemplo la ayuda de Yakaar a su escuela, trayendo bicis a los niños con la ayuda de BIKES SOLIDARIAS, nuestros amigos de Murcia, para niños que viven lejos de la escuela y son buenos alumnos y que compiten por en las bicis y los muchos materiales escolar ya repartidos .  

Después ha intervenido Florence, una de las mujeres de la industria de transformación de frutas locales, como ejemplo de que, como había dicho Obama, yes we can, explicándoles cómo han empezado ellas y hasta donde han llegado para explicar que es difícil pero con esfuerzo algo se hará. Ha explicado cómo les estamos ayudando con voluntarios, materiales, compras de mermeladas para los grupos de turistas de Demba,… consiguiendo acabar con el problema que tenían de venta de la mermelada.  

Después, ha sido, el turno de Irene, la voluntaria de la zona del país Bassari de viaje ahora en la zona de Cassamance, que ha venido a la charla, animando otra vez y diciendo que seguro que podrán llevar a cabo el trabajo, sabrán aprovechar la ayuda.  

Aissatou Mbaye, la chica técnica agrícola en tercer año de formación, ha empezado agradeciendo a Yakaar su ayuda a la población de su tierra, lo importante de la comida variada, con vitaminas, proteínas, legumbres. Ha acabado con el dicho senegalés que dice que hay que saber aprovechar las oportunidades, con esos proyectos dice ella que se podrá luchar contra la anemia y la desnutrición.  

Gaby y Mireia su mujer, socios de Yakaar, vinieron desde Carabane a participar en la reunión, Han agradecido la asistencia de todas las mujeres, han resaltado la importancia de saber aprovechar también de las oportunidades de la vida, porque lloverá todos los años quizá pero no están seguro de tener ayuda todos los días, ánimo y seguro que todo saldrá bien. “por favor trabajad y seguro que lo vais a hacer bien sin duda”  

Después hemos dado la palabra a cada presidente de asociación para hacernos la presentación de su trabajo, la organización y los problemas que tienen para hacer bien el trabajo. Muchas de ellas hablaron del mal vallado de las parcelas, habrá que poner primero un pequeño muro antes de poner la valla para que los animales no entren en las huertas, los insectos que destruyen todo, la necesidad de pozos bien hechos que tengan agua, de generadores con bombas para sacar el agua de los pozos, de goteo para no tener que llevar todo las regaderas de 20 litros a unos 100 metros de distancia, de placas solares. Las mujeres de Baficán participaron en la reunión sin hablar de huerta pero de la diversificación de los proyectos, ir de prisa en los resultados para conseguir más, todas las demás mujeres tienen envidia de Baficán por ser el poblado mimado de Yakaar, porque ha habido misiones sanitarias. Hemos explicado que estaremos con los que den resultados para animarles a trabajar bien.  

Hemos acabado la reunión alrededores de un buen plato de arroz con pollo y la famosa salsa senegalesa de un restaurante de la plaza, esperando que todo ha salido muy bien, todas contentas, todas animadas, prometiendo establecer un premio a las de la mejor huerta del año en la zona.  

La buena noticia podrá ser de tener, como se aprobó en las asambleas, unos chicos en la escuela de formación agrícola, contratados como futuros técnicos de Yakaar África y a la vez colaborando con las mujeres a partir del segundo año, es decir el año que viene. De momento estamos hablando con dos chicas de la escuela con más experiencia para que nos ayuden ayudaros con el trabajo, dándoles una beca como detalle de Yakaar África.  

Queremos expresar nuestro agradecimientos a todos que han hecho posible este día, a Yakaar África, y en especial a las personas que sin ellas no hubiera sido posible reunirnos: Gaby y Mireia su mujer, Irene, Dominique Diatta, Assaitou Mbaye, Christophe Diatta, a todas las mujeres de los poblados, sobre todo a las de Oussouye, Baficán y, sobre todo, a las de Bougham por empezar antes en la huerta que las demás y que me han llamado todos los días para que les envía las semillas porque querían ya trabajar. Sus semillas llegaron 10 días antes de la reunión y en la misma aproveche para distribuir a las demás el resto de las semillas traídas.

Share