IMG_1717

  IMG_1714

  IMG_1734

  IMG_1715

  IMG_1712

  IMG_1738

  IMG_1908

  IMG_1897

  IMG_1906

  IMG_1925

  Ramata padres

  IMG_1971

  IMG_2123

  en el cine

  IMG_1921

  IMG_1898

  IMG_0657

  IMG_1376

  IMG_0675

  IMG_1385

  IMG_1392

  Antes y despues

  Viendo fotos

  Cena despedida

 

 

Junio 2016

INFORME DE JOSÉ MARÍA PIÑERO

Traer por primera vez a Ousmane y Ramata, diagnosticados de gravísimas enfermedades cardiovasculares durante nuestra última misión sanitaria al País Bassari en abril de este mismo año, ha sido mucho más complicado, por lo que creemos que merece la pena que hagamos un recorrido por lo que ello supone, agradeciendo de paso a todos aquellos que han contribuido a hacerlo posible.

Recuerdo como si fuera ayer cuando me llamó Pepa desde Bandafassi y me contó los casos tan graves que acababan de diagnosticar durante la misión y cómo terminaba su exposición con una pregunta: ¿Qué hacemos? ¿los dejamos morir? La pregunta era terrible pero la respuesta era fácil: ¡¡Tenemos que intentarlo!!

En Senegal, Demba y Ambrosio se mataban por hacer los DNIs y pasaportes de los niños. Los nombres y fechas de nacimiento no coincidían por lo que fue necesario recurrir a una vista judicial para resolver el problema. Para todo esto fueron necesarios traslados entre Kedougou y Dakar con la correspondiente búsqueda de alojamientos y comidas para los niños y sus familias, muchas veces a cargo de nuestros abnegados guías, mientras Doba echaba una mano desde Kedougou.

Siguiente paso: la autorización del visado para entrar en España. El subdelegado Martinez Sicluna y Pilar Jiménez nos hicieron la tarea muy fácil. Finalmente, el visado en Senegal, aquí nuestro cónsul en Dakar: Luis Cacho, ya casi con un pie en España, nos ayudaba para conseguir los visados en tiempos absolutamente de record.

Los billetes de avión de los tres casos (Edouard, Ousmane y Ramata) los hemos obtenido a través del Convenio firmado entre nuestra asociación y la ONG de Iberia Mano a Mano, donde su presidenta Pilar Hernándis y su vicepresidenta Virginia Pombo han colaborado con total entrega con Camilo como interlocutor.

Por otra parte, Pepa Conejos conseguía que le aceptaran el caso de Ramata en el hospital La Fe de Valencia.

Aquí la ayuda de la cardióloga infantil Ana Cano fue fundamental, apostando por el caso desde el principio y atendiéndonos incluso fuera del horario laboral. Pero también Rafael Sotoca y Paco Ortiz de la Consellería de Sanitat y, muy especialmente, Inmaculada Baena de la Delegación Territorial de Sanitat nos echaron una buena mano.

La familia de acogida la hemos establecido en Cristina Conejos, la hermana de Pepa, aunque el trabajo lo llevarán al alimón entre ambas, al menos mientras Pepa no se embarque en una nueva misión sanitaria. Para la autorización de la familia de acogida por parte de la Consellería de Bienestar contamos con la ayuda de Myriam Fernandez, pero hay que destacar la implicación de Isabel Aycart que ha sido extraordinaria.

Y el recorrido en Valencia terminaba en la Delegación de Gobierno, donde el propio delegado Juan Carlos Moragues, a través de su gabinete, nos echó una mano, apoyado por un también entregadísimo Paco Zapater.

El día 26 llegó Ramata a Madrid recogida por Ricardo y Marisol que se encargarían de trasladarla a Valencia por carretera.

Ramata se encuentra en estos momentos realizando las pruebas previas para decidir el tratamiento a realizar en sus respectivos hospitales. El caso es especialmente difícil. Hay que tener en cuenta que en España estos niños nunca habrían llegado a su edad sin haber arreglado su problema o al menos haber puesto las bases para arreglarlo, cuestión por la cual son casos que se pueden considerar excepcionales. La atención que le están dispensando en el hospital es también excepcional.

Por nuestra parte hemos constituido sendos grupos de WhatsApp en Madrid y Valencia para intercambiar noticias sobre el estado de los niños y apoyar a las familias en lo que haga falta. Begoña Verdejo, Fernando F. Melle y las dos familias de acogida en la reserva participan junto con Pepa y conmigo en el de Madrid.

No puedo dejar de agradecer el trabajo realizado por Fernando F. Melle que me acompañó en múltiples gestiones y se quedó de guardia por si surgía algo, que surgió…, y a mi Secretaría, formada por Milagros, Carmen y Maria José que buscaron teléfonos imposibles, llamaron sin descanso a esos teléfonos y escanearon, fotocopiaron y validaron decenas de documentos, fundamentales para realizar los diferentes trámites.

 

Julio 2016

INFORME DE JOSÉ MARÍA PIÑERO

Ramata, la niña de 14 años que llegó a España el pasado 26 de junio para ser operada en Valencia de una gravísima cardiopatía, ha tenido como Ousmane un periodo estupendo de adaptación a nuestro país con Cristina y Pepa, sus madres de acogida, Durante el mismo, pasó una semana entera en el hospital haciéndose pruebas. Estaba tan desesperada de estar en el hospital, que cuando su familia de acogida la llevó a la playa, después de unos primeros tanteos, se metió en el agua vestida y todo. Estaba feliz, era la segunda vez en su vida que veía el mar.

Después de realizar un cateterismo que mostró que Ramata podía ser operada y que podría intentarse la reparación total de las válvulas de su corazón, por fin el día 25 de julio operaron a Ramata en el hospital La Fe de Valencia. Era también una operación complicada para reparar o reemplazar esas dos válvulas cardiacas en mal estado. Previamente hubo que ingresarla en el hospital con cierta antelación para reforzar su delicada situación física mediante la realización de una serie de transfusiones y el suministro de hierro.

LA OPERACIÓN DE RAMATA HA SALIDO MUY BIEN. Los cirujanos han sido capaces de reparar las dos válvulas que estaban dañadas, sin necesidad de ningún tipo de prótesis. Ello significa que no necesitará anticoagulación de por vida, lo que teniendo en cuenta las condiciones de vida en su poblado era prácticamente inviable.

Ahora Ramata está ya en planta, ha superado el periodo de la Unidad de Cuidados Intensivos y avanza, como en el caso de Ousmane, poco a poco, con sus altibajos, pero en general de manera satisfactoria. Si algo destaca en su caso son sus ganas de vivir. Ello se refleja en un afán por comer, ya que asocia la comida con la posibilidad de agarrarse a la vida.

Ramata tiene por delante tres meses de cuidados hasta su recuperación y vuelta a Senegal. Tres meses en los que el equipo de YAKAAR AFRICA en Valencia, capitaneado por Pepa y Cristina, va a poner toda la carne en el asador para ponerla en plena forma. Desde el resto de España también vamos a contribuir al total éxito de esta increíble aventura en la medida de nuestras posibilidades.

De nuevo agradecer al equipo de YAKAAR ÁFRICA en Valencia sus desvelos por atender a Ramata y no dejarla sola ni un minuto. Sobre todo a María, a Rosalía, y, por supuesto, a esas madres coraje que son Pepa y Cristina que son ya parte irrenunciable de la vida de Ramata, pero tambiém a Jose Ramón, a Begoña y a Ernesto.

 

INFORME DE DEMBA DIENG  

LA FAMILIA DE RAMATA

Según las informaciones recibidas de España vía WhatsApp, les vamos llamando y están al corriente de lo que está pasando, etapa por etapa. Tuve la oportunidad de estar con ellos en un viaje y enseñarles las fotos. Todo el poblado está rezando para que esas dos criaturas salgan bien de las operaciones. La madre de Ramata con mucha emoción lloró, después de darnos las gracias por todo el que estamos haciendo, le faltaban las palabras para decir lo que sentía, el padre y la madre eran conscientes de lo difícil que es la situación, de hecho han visto que no había solución en Senegal, porque intentaron aquí varias veces y en muchas ocasiones sin éxito.

Después de reunirme con las dos familias, quedamos con los dos alcaldes de Dindefelo y Bandafassi, para explicárselo con todos los detalles, para que nos ayuden con las familias, para que estén al tanto de lo que está pasando, aprovechando también para presentar lo que estamos haciendo en la zona, pedir su implicación y su colaboración. Ambos dijeron que si, que a partir de ahora, trabajaremos juntos en los proyectos donde nos podrán ayudar y podremos contar con ellos. Han dado las gracias a Yakaar África por todo lo que hemos hecho y lo que estamos haciendo y pensamos hacer. Chapeau por el poco tiempo que llevamos.

 

Agosto 2016

INFORME DE JOSÉ MARÍA PIÑERO

Tampoco la evolución de Ramata está siendo un camino de rosas sin espinas. Como informamos en el anterior boletín, Ramata fue operada el día 25 de Julio de sus válvulas cardiacas en mal estado y la operación fue todo un éxito y continua siendo todo un éxito.

Pronto la recuperación de Ramata comenzó a avanzar a pasos agigantados. El primer síntoma de su mejoría era una obsesión desmesurada por comer. Parece que comer y salud son casi sinónimos en Senegal y son tan grades sus ganas de vivir y de sentirse bien que las exteriorizaba en forma de pedir más y más comida. Incluso sus remilgos iniciales a comer cosas desconocidas desaparecieron como por arte de magia y se atrevía con todo.

Dentro de su proceso de recuperación ha jugado también un papel importantísimo la playa de la Malvarrosa a la que acudía todos los días con sus mamás de acogida para disfrutar de un buen baño, que le encanta, y de paseos cada día mas prolongados para reforzar su estado físico. Hay que recordar que a su llegada a España era incapaz de andar 100 metros sin fatigarse profundamente, por lo que el cambio ocasionado por la operación ha resultado absolutamente espectacular. Dentro de este proceso acelerado de recuperación Ramata incluso ha disfrutado del cine al aire libre, al que asistía por primera vez en su vida y que para ella fue una experiencia fascinante.

El cambio físico experimentado por Ramata ha sido también espectacular como se puede apreciar en las fotografías. Ya no es esa niña escuchimizada que llegó un día al aeropuerto de Barajas, si no una joven enormemente atractiva y llena de estilo que mucho nos tememos arrasará cuando vuelva a su tierra.

Pero cuando mejor iban las cosas llegó un brutal golpe en forma de neumonía con derrame pleural que ha afectado profundamente a Ramata y que la ha obligado a ingresar de nuevo en el hospital y mas concretamente también en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de La Fe de Valencia. Su situación es muy delicada ya que la neumonía es especialmente aguda y el derrame está resultando muy complicado de drenar.

También en esta ocasión los médicos del Hospital La Fe de Valencia tienen un plan trazado para acabar con la neumonía, plan que parece que ya empieza a arrojar sus primeros frutos en forma de disminución del derrame y mejora de la situación global de Ramata. La otra buena noticia es que la neumonía no ha afectado de momento nada a la operación de corazón realizada y su situación cardiológica sigue siendo estable.

 

Septiembre 2016

INFORME DE JOSÉ MARÍA PIÑERO

Ramata ya está mucho mejor, Ya está prácticamente recuperada de la gravísima neumonía que la mantuvo en el hospital de La Fe de Valencia los últimos días del mes de agosto. Ya está en casa y ha reanudado con renovadas energías el proceso de recuperación de su intervención cardíaca.

Nos cuenta Pepa, que junto con Cris la acogen, que está muy contenta y animada. En su casa ya sube por la escalera hasta la mismísima puerta, algo impensable cuando vino… Además ha retomado su interés por comer, convencida de que tiene que ponerse fuerte para su vuelta a Senegal. Le encanta, ¡como no!, la paella.

Al mismo tiempo, RAMATA se ha convertido en la proveedora de pulseras de todos los cuidadores, médicos y enfermeras. Ahora todos los que quieren a Ramata llevan su distintivo… y hay lista de espera. Es su forma de dar las gracias, acompañado de un “muchas grasias” y la sonrisa porque ya habla mucho español.

 

VISITA A LA FAMILIA DE RAMATA

Otro de los objetivos de mi decimotercer viaje a Senegal es visitar a la familia de Ramata.el recibimiento es de nuevo extraordinario, todos los familiares y amigos de Ramata están allí con sus padre y tres de sus hermanos a la cabeza, solo falta una hermana que está con unos familiares fuera del pueblo.

En esta ocasión la reunión se celebra dentro de la cabaña, que supongo representa la vivienda famular. Se nota que ha sido habilitada para la ocasión con unas sillas tradicionales cubiertas con tela y la cama dispuesta a modo de asiento. No sé ni como nos metemos mas de 40 personas allí, pero lo hacemos. Para mi han preparado la silla principal en medio de otras dos y soy el único que tengo un poquito de espacio a mi alrededor.

De nuevo desgranamos todo el proceso que ha llevado al traslado de Ramata a España para ser operada, hacemos hincapié en las dificultades de la operación, los problemas surgidos a posteriori y todos los cuidados y atenciones que estamos intentando procurar para que Ramata pueda volver cuanto antes con los suyos.

Demba remacha mis palabras poniendo de manifiesto todo el esfuerzo desarrollado por Yakaar África, tanto para el traslado de la niña, como durante toda la fase de trabajo previo tanto en Senegal, como en España, lo que ha exigido multitud de gestiones y de desplazamientos.

La madre, Fatou, nos agradece con lágrimas en los ojos todo lo que hemos hecho por su hija y nos dice que nunca hubiera imaginado que esto le pudiera pasar a alguien como ella.

El abuelo de Ramata, padre de Fatou, fue el que expresó mas claramente el sentimiento de todos, diciendo que ya estaban preparados para prácticamente enterrar a Ramata. Habían ido mas de 10 veces a todos tipo de médicos desde Kedougou hasta Mbour y nadie les daba solución. A la vuelta de su último intento se enteraron de que había una misión de médicos españoles en Bandafassi y se acercaron casi por casualidad. Su enorme sorpresa fue ver como acogieron el caso de Ramata con un especial cariño desde el primer momento y como Yakaar África no ha dejado de luchar desde entonces por la salud de su nieta. Según el abuelo lo que se ha hecho por Ramata es algo que no sabría nunca como podría pagar, pero de lo que está enormemente agradecido.

Como ayer, pasamos a continuación al visionado de fotos y videos de Ramata. Un ooooh! de admiración surge cuando la familia ve algunas de las fotos de la “nueva” Ramata, tan guapa y alegre. Todos están contentos y orgullosos. En los mensajes a Ramata mas de 25 personas participan, todo el mundo quiere dar las gracias a “Papa” (Pepa) y Cris y a Yakaar África por devolverles la esperanza en la recuperación de Ramata.

 

Octubre 2016

INFORME DE JOSÉ MARÍA PIÑERO

Después de 4 meses en España, el día 29 de Octubre, Ramata volvía a Senegal a su casa con su madre, su familia y sus amigos. Han sido 4 meses intensos, donde ha habido un poco de todo pero donde ha imperado sobre todo lo bueno. Ramata ha cambiado, es otra, puede andar, correr, reírse, bailar, etc. hacer todas esas cosas que hasta ahora le estaban vedadas y que tan importantes son para cualquier niña de su edad.

La diferencia entre la Ramata que llegó a España y la Ramata actual es enorme y salta a la vista, ni que decir tiene que todo el personal sanitario del Hospital La Fe de Valencia tiene gran parte de la “culpa”, pero los desvelos, muy especialmente, de sus mamás de acogida Pepa y Cristina y del resto del equipo de Yakaar África en Valencia que la ha cuidado, ha resultado también crucial.

Ramata ha causado una profunda huella en todos aquellos que la han conocido, seguro que nunca la olvidarán. Esperemos que ella tampoco nos olvide. El año que viene la esperamos para una revisión. Hasta entonces, hasta siempre.

 

Noviembre 2016

INFORME DE JOSÉ MARÍA PIÑERO

RAMATA está feliz de volver con los suyos aunque el recuerdo de los días pasados en España y en especial de Pepa y Cristina será imborrable.

En junio 2017 volverá a revisión. Nosotros no la olvidaremos. Esperamos que ella tampoco a nosotros. Posteriormente, Ambrosio ha ido a visitarla y la ha encontrado perfectamente adaptada a su nueva vida. Ramata se encuentra fenomenal recuperada de su delicada operación de corazón y ya feliz con toda su familia.

En los días de su estancia en el País Bassari, Cristina estuvo informándose de distintas posibilidades para enfocar un futuro para Ramata, decidiéndose por una escuela de costura que parece adaptarse perfectamente a las necesidades y deseos de Ramata. A día de hoy hemos apuntado a Ramata a dicha escuela, pagado su matrícula y comprado el pequeño material necesario para que comience sus estudios. En los próximos días esperamos que Ramata comience a ir a la Escuela y esta formación sirva para consolidar su nueva vida.

Share