No tenemos palabras para expresar lo mucho que nos ha aportado…

 

Laura curando

Mar en el ordenador

Laura en el ordenador

Mar curando niño albino  

 

 

En nuestra opinión, cabe destacar ante todo el placer de habernos podido integrar con gente de la cual aprendimos un montón. Nos sentimos cómodas y muy a gusto en todo momento trabajando en equipo con personas que no conocíamos desde un principio. Queremos recalcar la importancia que tiene esa compenetración y esa sinergia que solamente te aporta el trabajo en equipo bien hecho, ese sentimiento de saber que vamos todos a una, con un objetivo común. Sin cada una de vosotras, la misión no hubiera sido lo mismo. No tenemos palabras para expresar lo mucho que nos ha aportado, lo mucho que nos ha cambiado la visión de las pequeñas cosas de la vida.  

A pesar de ser personas de procedencias distintas, de edades diferentes, la conexión y la unión que había entre todas, se hizo evidente desde el minuto uno del viaje.  

Pepa (enfermera), gracias por habernos brindado la oportunidad de disfrutar esta experiencia de tu mano, ha sido un gran placer trabajar contigo, eres admirable. Ana y Josie (pediatras), sois magníficas, muy trabajadoras y buenas médicos.  

Gracias a vosotras, los momentos más duros se han hecho más fáciles de llevar. Nos alegramos muchísimo de haber compartido esta experiencia con vosotras. Carmela (médica de adultos) la calidad humana que tú tienes es inmejorable. Gracias por tu paciencia y tu profesionalidad. Julia, eres la alegría, tienes la capacidad de contagiar tu buen humor allá por donde vas, y eso es lo que has hecho con nosotras. Gracias por hacer las cosas mucho más fáciles, no cambies nunca. Begoña, tu saber estar, tu profesionalidad y tu manera tan dulce de tratar a los niños, tu transparencia. Eres increíble. Isabel, contigo recordamos muchos momentos divertidos, tienes una energía contagiable y eres una gran persona. Araceli, gracias por tu cariño y tu apoyo, por tu buen humor, por preocuparte por nosotras y por tus abrazos de lado izquierdo, con el corazón.  

María José, eres un auténtico todo-terreno, muy trabajadora, siempre dispuesta en todo momento a hacer lo que hiciera falta. José María, el líder de la manada, y qué líder. Tienes todas las cualidades para hacer lo que haces, tienes carisma, sabes comunicar y escuchar, tienes iniciativa, eres generoso, eres positivo y resolutivo, entre muchas otras cosas. No es un trabajo fácil el de representar y coordinar, pero tú lo haces fácil, por tu gran calidad humana y tus ganas de trabajar.  

Durante toda la misión, estuvimos acompañados por guías, Ambrosio, Demba (responsable de la misión en Senegal), Cheikh (conductor) y algunas personas que hacían de traductores. Nos quedamos cortas si intentamos transmitir el gran trabajo por parte de todos ellos, el gran esfuerzo a pesar del cansancio, fueron 17 días muy intensos. Son dignos de admiración, y nosotras estamos de acuerdo en que seguramente, es más lo que nos aportaron ellos a nosotras que lo que aportamos nosotras a ellos.  

En definitiva, nos llevamos una de las mejores experiencias de nuestra vida y, sobre todo, el placer de haberla podido compartir con gente tan maravillosa como sois todos vosotros. Sois unos grandísimos profesionales y sobre todo, grandísimas personas. Gracias, de corazón.  

Mar Divieso y Laura Fuster

Share