Ousmane  

 

Desde su llegada el día 12 de Junio a Madrid, Ousmane ha vivido un proceso acelerado de adaptación a España y a su familia de acogida, proceso superado con gran éxito. En solo unas semanas consiguió elevar su peso desde los escasos 15 kilos que traía hasta 16,6. En paralelo comenzaban a hacerle todo tipo de pruebas para saber, en primer lugar, si era posible operarle y el tipo de operación a realizar.  

El día 1 de Julio recibimos, por fin UNA INMENSA ALEGRÍA, el cateterismo realizado para evaluar su estado mostró que aunque presentaba una grave presión pulmonar, dicha presión era reversible y se le podía operar para intentar resolver su gravísima cardiopatía. La alegría de la gran familia Yakaar África fue inmensa.  

Para celebrarlo, y aprovechando que quedaban unos días para la operación, la familia de acogida le llevó a disfrutar de unos días en el Bierzo, en concreto a la localidad de Anllares del Sil, donde muy pronto se hizo el centro de atracción del pueblo ganándose el cariño de niños y mayores.  

Finalmente el día 18 de julio operaron a Ousmane. Sobre la marcha hubo que cambiar de planes. Las condiciones del corazón de Ousmane no permitían dividir su único ventrículo en dos para una corrección total de su problema. Ha habido que hacer una intervención paliativa conocida como operación de Glenn que, al parecer es muy efectiva.  

Los Doctores Gil Jaurena y Medrano explicaron detalladamente el proceso y el resultado de la operación y han venido manteniedo periodicamente informados a todo el equipo de Ykaar África sobre como evoluciona la situación médica de Ousmane  

Las condiciones de vida de Ousmane pueden mejorar considerablemente con esta intervención pero habrá que seguir valorándole periódicamente para ver si merece la pena hacerle una segunda operación que aún mejore más susituación sanitaria. Ousmane se va recuperando poco a poco, con sus altibajos, pero al menos ya está en planta, lo que ya es de por sí una magnífica noticia, y puede recibir más visitas.  

En general, está tristón, no hay que olvidar la durísima operación de corazón que ha sufrido para poder seguir viviendo y el durísimo trauma que puede suponer para un niño de 7 años que ha pasado unos días de alegría y diversión casi continuas, encontrarse de pronto en una cama de hospital con una herida que le parte el pecho en dos de arriba abajo. Hemos tratado de explicarle del mejor modo posible lo que le ha pasado, e incluso nos ha ayudado en la tarea Mamadou, de la asociación de senegaleses en España, que habla la misma lengua de Ousmane. 

Todo el equipo de personas que ha montado YAKAAR AFRICA para atenderle está al pie del cañón día y noche tratando de que pase el trago lo mejor posible.  

 

Share