Octubre 2011

INFORME DE AMBROSIO

Desde Bandafassi hemos organizado un viaje con el técnico de agricultura señor Diagne a visitar la huerta de Dindefelo; encontrar las mujeres y ver como tenemos que organizar el trabajo.

Al llegar fuimos cinco a visitar la huerta, desgraciadamente, la huerta estaba lleno de agua con alta hierbas.es porque se ha quedado sin cultivar lo que muchas veces hemos intentado Laura y yo para que cultiven algo productos de verano como las mujeres de Bandafassi pero nada, nada y nada.

Ni cultivar ni hacer los cauces para que pase el agua de la lluvia nada de esto han hecho. Según el técnico Diagne con tanta agua eso tardará hasta fin octubre, pero el volverá el día 15 de octubre para ver si la parte central elevado de la huerta se puede limpiar y empezar.

Hay que saber que todos los pozos están llenos de agua excepto el tercero que está justo a la izquierda a la entrada de la huerta y que se rompió.

 

INFORME DE PEPA

El día 12 llegamos a Dindefelo. A nivel emocional muy, muy, muy triste. En la escuela aún no habían comenzado las clases (a pesar de estar el curso oficialmente inaugurado) y el director no parecía estar muy preocupado por ello, solo decía que no habían llegado los maestros. Les dejamos un poco de material escolar, pero su reacción era de tal pasividad que nos quedamos sin palabras.

En el dispensario la cosa no fue mucho mejor. El enfermero nos dijo que habían fallecido 5 mujeres recientemente por problemas de anemia y desnutrición relacionados con el embarazo y el parto. La dejadez se palpaba sin tener que investigar mucho, a excepción de una joven matrona, que ha ocupado su puesto hace poco y que ha organizado la consulta de obstetricia.

Del famoso programa de los huevos (que creo que impulsó Pilar y del que se había hecho cargo Alpha junto con las matronas), no se sabe nada, se ha esfumado.

De la huerta, mejor ni comentar. Un desastre absoluto, lleno de yerbajos y totalmente abandonado ¿QUE PASA EN DINDEFELO?

 

NO ARROJAMOS LA TOALLA. José María Piñero

Todavía resuenan en mi cabeza las palabras de Ricardo cuando paseábamos por la huerta anegada de Dindefelo apenas hace un año: “!Qué pena con lo que han trabajado, Qué pena con lo bonito que lo tenían! No me puedo creer que aquellas mujeres de Dindefelo que tan trabajadoras nos parecían, aquellas que sacaban el agua a cubos a 10 metros de profundidad en mi viaje de Febrero hoy no tengan ganas de trabajar. No es posible. Las ganas tiene que seguir estando ahí, sólo que el reto era difícil y nosotros no hemos estado a su altura:

  • Los 3 pozos han llegado tarde y mal, no estaban bien hechos, alguno se ha secado, alguno se ha caído, cuando hemos sabido como hacerlos ya era tarde y las lluvias se nos han echado encima.
  • La formación no ha sido suficiente. Fue una formación puntual y no ha habido una persona como Diagne en Bandafassi que haya aportado una mínima continuidad.
  • Los medios que hemos aportado no han sido suficientes. No hay color entre los medios económicos y los voluntarios que hemos dedicado a Bandafassi y a Dindefelo.

Todo esto hay que cambiarlo. Álvaro está con Ambrosio en la zona, veremos que han acordado pero parece claro que tenemos que arreglar el tema del agua, tenemos que conseguir aportar una formación continua, tenemos que dedicar medios y voluntarios a Dindefelo, pero NO ARROJAMOS LA TOALLA.

Share