IMG_0034  

Cena Valencia 2  

Salida mision sanitaria 1  

Salida mision sanitaria 4  

Salida mision sanitaria 3  

Salida mision sanitaria 2  

IMG_1418  

foto medicos  

IMG_0126  

Lamine, Pepa y matrona  

Lamine con equipo 1  

20151108_084513  

IMG_1363  

IMG_0127  

IMG_0641[1]  

IMG_20151111_154718  

DSC01393   

20151108_142024  

IMG_0102  

IMG_0114  

DSC01264  

 

Agosto 2015

MISIÓN SANITARIA

Tenemos programada una nueva misión sanitaria en Senegal a finales de Octubre y primeros de Noviembre, después de casi año y medio de sequía debido al ébola. El equipo de la misma ya está trabajando a tope. En la foto podemos ver de izquierda a derecha a Begoña, Elisa (pediatra), Rosalía (enfermera) Pepa (enfermera), María (médico adultos), Mamen (médico adultos), Diana y Daniel fisioterapeutas. Por el momento están distribuyendo la medicación en el campo de trabajo constituido en la casa de Pepa. En Octubre pasarán a la acción.

 

Septiembre 2015

MISIÓN SANITARIA

La misión sanitaria se pude decir que empezó con una cena en casa de Pepa, donde Jose María repartió la equipación en forma de camisetas de YAKKAR ÁFRICA al equipo formado por Mamen, Pepa, María, Miriam, Elisa, Rosalía y Begoña. No pudieron asistir ni María, ni Isabel que salía desde Vigo, ni Daniel y Diana que lo hacían desde Ajaccio (Córcega)

Todos tenían una enorme ilusión y esperanza en un gran resultado para esta misión sanitaria que durará tres semanas por tierras de la Cassamance y el País Bassari en Senegal.

Una vez allí, las primeras noticias de nuestra misión sanitaria en Carabane no pueden ser mas optimistas. Todo está funcionando muy bien. Se ha notado una mejora importante en la salud de la población infantil de la isla. Los parámetros sistemáticos de hemoglobina y desnutrición que tomamos están saliendo mucho mejor. Creemos que gran parte del mérito se debe a Lamine, el enfermero que conocimos hace año y medio y que ha mejorado de manera importante la atención a la población.

 

Noviembre 2015

INFORME DE PEPA CONEJOS

Esta quinta misión sanitaria de Yakaar África se ha desarrollado en las dos zonas geográficas de Senegal donde tenemos proyectos de granjas y huertas, Casamance y País Bassari, y como parte del gran proyecto que nos ocupa, “Lucha contra la Anemia y Desnutrición”.

En general, el número de pacientes que han consultado, tanto adultos como niños, así como las curas realizadas, se han mantenido dentro de la media de otras misiones, aunque hay que resaltar que las patologías han sido más complicadas, sobre todo en el País Bassari, con gran incidencia de casos graves y mucha malaria, en demasiadas ocasiones complicada y con requerimiento de tratamiento intravenoso. Tal es así que hemos terminado la misión con apenas medicación sobrante y de algunos productos ha habido que proveerse en el propio Senegal.

Como cifras generales os comento que se han atendido en consulta 1620 pacientes (883 adultos y 737 niños) y se han realizado 221 curas en dispensario, y algunas pocas en domicilio. Cuando trabajemos con los datos objetivos obtenidos, publicaremos las gráficas correspondientes.

La sensación inicial es que la situación general de salud está más controlada en la zona de Casamance. Nos hemos encontrado con todos los niños desparasitados y una incidencia menor de malaria, lo cual hace suponer que la población y los responsables sanitarios están más sensibilizados al respecto.

En el País Bassari el trabajo ha sido muy duro, por la gravedad de las patologías, incluso las curas han sido más complicadas, hasta el punto de llegar a desbordarnos en algunos momentos.

No obstante, el sentimiento general del equipo, tanto de los miembros senegaleses como españoles, es de una gran satisfacción. En todo momento se ha trabajado y tomado decisiones en grupo y el entendimiento ha sido excepcional. Ha sido una gran familia haciendo lo posible por cuidar a otra gran familia.

Desde aquí quiero dar las gracias a todos ellos: Ambrosio, Cheikh, Demba, Papau, Fara, Thiampou, Bassirou. Ousmane, Ismael, Leon, Antoine, Agustín, Robert, Jean Philip, Jean Claude Daniel, Arouna, el otro Arouna, Diao, María, Mamen, Miriam, Elisa, Rosalía, Begoña, Isa, Dani y Diana. No tengo palabras para expresar mi agradecimiento y la lección que me han dado de lo fácil que puede ser todo cuando se tiene voluntad y ganas de hacerlo.

Asimismo, gracias a todos los trabajadores de los dispensarios, que nos ha acogido con amabilidad y trabajado conjuntamente con nosotros, con una mente más abierta en muchas ocasiones que la nuestra. Así que….hasta la próxima, QUE YA ESTÁ EN MARCHA!!!!!!

INFORME DE MARÍA FERRANDO LLUCH Y MAMEN ESCRICHE LÓPEZ

PROGRAMA ADULTOS

Como resumen de los resultados sanitarios, destacamos el buen estado de salud respecto a otros años en Carabane. En Cagnout llama la atención la fragilidad de la población de edad avanzada y los problemas de visión. En Dindefelo nos encontramos con muchos casos de malaria (algunos graves) y mucha anemia en la población joven. Y en Bandafassi predominan la malaria, las parasitosis y la hipertensión. En todos hemos tratado muchos casos de tiña. Se derivaron a los hospitales de referencia a una puérpera joven con hepatitis aguda complicada, una parasitosis intestinal grave, un trauma abdominal agudo, un absceso perianal y una mordedura de serpiente (previa realización de cura y desbridamiento diarios y tratamiento endovenoso). Se dio asistencia paliativa a un joven con paraplejía traumática.

Carabane

Como siempre, una acogida inmejorable. Este año hemos visto una importan-te mejoría en la salud de la población respecto a misiones anteriores, fruto de nuestra colaboración previa así como el gran trabajo que realiza durante el año su enfermero Lamine (diagnóstico y tratamiento de Malaria, controles de hipertensión y desparasitación entre otros). Otro año más, fascinados con la vitalidad y ternura de Cecile, la septua-genaria matrona.

Kagnout

Hemos observado peor estado de salud, en muchos casos relacionado con los hábitos higiénico-dietéticos de la zona (infecciones bucales, conjuntivitis graves muy evolucionadas, parasitosis). Destacar la fragilidad de la población anciana. Y agradecer la colaboración de Yate y Jeanne Marie.

Dindefelo

Importante empeoramiento respecto a misiones anteriores, agudizado con un gran número de casos de malaria, algunos de ellos graves (que requirieron tratamiento intravenoso y observación en el dispensario). Tanto en población infantil como adulta, destacaron las bajas cifras de hemoglobina. No queremos olvidarnos de mencionar el gran trabajo del equipo sanitario del dispensario, Ury, Awa, Djula y Diouf.

Bandafassi

Muchos casos de hipertensión (algunos conocidos pero sin tratamiento), casos de Malaria, anemias, parasito-sis, destacando dos casos graves: una mordedura de serpiente y un caso de paraplejía traumática. Durante nuestra misión, Lucy (matrona) y Massali (enfermero) colaboraron con nosotros.

INFORME DE Mª ELISA BUENDÍA MIÑANO Y MIRIAM SIELVA MONTELLÓN

PROGRAMA PEDIATRÍA

Carabane

En la isla de Carabane, nos sorprendió gratamente el buen estado de salud de la población infantil. El volumen de pacientes fue menor que en el interior y los motivos de consulta, más banales, tratándose en algunos casos de revisiones de salud.

Las cifras de hemoglobina han sido superiores al resto de los poblados y no se ha detectado ningún caso de desnutrición infantil grave. Probablemente sea debido a la mayor concienciación de la población sobre los hábitos de alimentación saludables y a la cercanía a la costa, que les permite tener acceso al aporte proteico del pescado. Los motivos de consulta más frecuentes han sido la conjuntivitis y la patología dermatológica.

La población infantil había sido desparasitada previamente en la escuela y hubo pocos casos sospechosos de parasitación intestinal que precisaran tratamiento antiparasitario adicional. En definitiva, quedamos gratamente satisfechos con la labor asistencial del enfermero Lamine, que con su trabajo está favoreciendo el mejor desarrollo de las nuevas generaciones de la Isla de Carabane.

Kagnout

En Kagnout el volumen de pacientes atendidos fue mayor que en la Isla de Carabane, presentando cifras de hemoglobinas más bajas. Se detectaron 2 casos de malaria infantil. Como motivo de consulta, destacó la patología respiratoria, que fue más frecuente que en otros poblados.

Como casos de especial gravedad destacaron 2 gemelos que presentaban signos físicos de desnutrición, niño de 6 años con cardiopatía congénita diagnosticada en hospital como Tetralogía de Fallot, pendiente de completar estudio, niña de 3 años con sospecha de lesión tumoral, niño de 3 años con retraso psicomotor y niña de 4 años con macrocefalia, atrofia muscular de miembros inferiores e imposibilidad de caminar.

Dindefelo

El poblado de Dindefelo destacó sin duda por una alta incidencia de Malaria, cumpliendo en algún caso criterios diagnósticos de malaria complicada. Otra de las afectaciones en que destacó este poblado con respecto al resto fue el alto índice y mayor gravedad de la anemia. El grado de desnutrición infantil también fue mayor en este poblado, pero no acudió ningún caso grave que precisara atención urgente.

La mayoría de los niños presentaban caries, asociadas en muchos casos a destrucción dentaria e incluso absceso gingival, también un alto porcentaje de niños presentaban tiña.

Pacientes derivados a Hospital: Niña con anemia de 4 y marcada desnutrición, 2 niños con malaria complicada, niño con anemia y hepatomegalia, niño con masa abdominal grande, inmóvil, y estreñimiento y niño con graves problemas oculares.

Bandafassi

En este poblado también existe un alto índice de anemia y desnutrición, aunque no tan llamativo como en Dindefelo. Hubo un caso de un niño de 6 meses con desnutrición que sólo había ganado 1 kg de peso desde el nacimiento y que secundariamente presentaba un retraso en su desarrollo psicomotor. Se desparasitó todos los niños de este poblado. Otras patologías frecuentes: malaria de afectación leve, gastroenteritis aguda, tiña, picaduras de insecto, heridas por traumatismo e infección respiratoria superior.

PROPUESTAS PARA LA PRÓXIMA MISIÓN SANITARIA:

  • Realización de talleres para la concienciación y el fomento de la higiene y buscar alternativas a las golosinas para premiar a los niños tras pinchar la hemoglobina.

  • Ampliar conocimientos sobre dermatología tropical más frecuente para optimizar la atención de los pacientes.
  • Mejorar alguna medicación (permetrina y amoxicilina)
  • Tener opción a conocer por anticipado los protocolos de actuación en Senegal para las patologías más frecuentes.

CONCLUSIONES

Como reflexión final, pensamos que la clave para mejorar el estado de salud de la población infantil reside en el esfuerzo diario de la población local para concienciar a familiares y niños de la necesidad de mejorar los hábitos de vida y alimentación, haciendo hincapié en la higiene y la alimentación. La misión sanitaria es importante para el tratamiento de patología aguda y detección de patología crónica grave que pueda tener solución, pero la clave está en los cimientos. Hemos volcado todo nuestro esfuerzo e ilusión en ayudar y creemos que con el trabajo de todos conseguiremos mejorar día a día la calidad de vida de los niños.

INFORME DE ROSALÍA ROS PAGÁN

ENFERMERÍA

Es la segunda vez que viajo a Senegal y ya estoy deseando volver! Las dos veces acompañada por Yakaar África!! YAKAAR en mayúsculas. Ambrosio y Cheikhou, muchas gracias. En esta misión sanitaria he observado que los niños con heridas en miembros inferiores acudían más limpios, salvo en Carabane, pero imagino que es por el contexto de arena y chanclas. Hemos visto más lesiones en la piel, probablemente relacionado con la época del año, después de las lluvias.

El total de curas atendidas en los cuatro dispensarios ha sido de 225, siendo algo inferior en Kagnout, pero no es tan relevante el número sino la calidad de las mismas, ya que alguna ha precisado de antibiótico oral o intravenoso.

Hemos visto curas sencillas como son los frecuentes “butones”, múltiples granos de picaduras de insectos infectadas por rascarse. Y otras algo más complejas como heridas sobreinfectadas de hace meses, una picadura de serpiente, abcesos, un corte por un hacha que tenía los puntos infectados, quemadura por moto o agua caliente, y una cura a domicilio ya que no se podía desplazar.

La evolución de las curas que hemos seguido, en general son agradecidas. Es una cosa a destacar y que comentamos Pepa (mi compañera incondicional) y yo a la hora de usar un material u otro, ya que no es tanto por ello, sino por la gran capacidad de respuesta de los senegaleses a unos mínimos cuidados.

Y en relación a su respuesta… que decir de la alegría que me dió ver a Penda en Dindefelo. Después de dos años y medio, verla junto a su abuela, derecha y sonriente como siempre, mirándome con sus ojazos… su abuela me dijo que estaba agradecida a Yakaar África, pero ¿sabe ella lo agradecida que estaba yo de volver a verla y así de bien?

 

Share