La ceremonia del Touppé

 

Fiesta Touppe

Fiesta Touppe

Fiesta toupe


 

 

Cuando fui a visitar a las mujeres del pueblecito de Nathia, el señor Ba me invitó amablemente a participar con su familia a la fiesta de la vaca o touppé, y pude hacer fotos. Lo hacen cuatro veces al año, y me explicaron que antiguamente era mucho más impresionante por la gran cantidad de ganado que había. Actualmente tienen dificultades en encontrar jóvenes que se hagan cargo del rebaño.

Me llamó la atención la capacidad de todos de trabajar en equipo, cosa que aquí nos cuesta años de aprendizaje, y apenas si lo conseguimos. Mientras unos hacían un hoyo, como una mini balsa, que se llenaba de agua procedente de un riachuelo que pasa por allí cerca, otros excavaban en un termitero hasta alcanzar la arena que está en contacto con las termitas (si no, no vale) para después llevarla a la balsa con cubos y mezclarla con el agua.

Al mismo tiempo otro grupo de jóvenes cortaban ramas de acacia que posteriormente machacaban con un palo contra una piedra, y luego lo metían en el agua revolviéndolo todo y así desprender algún componente que contiene la acacia. Además añaden sal para que el ganado vacuno lo beba con ganas. También trituran unas raíces (no supe de qué) que mezclan con sal y ofrecen al ganado para que lo coma. Por lo visto la ceremonia sirve para desparasitar al ganado y hacerlo inmune a las mordeduras de las serpientes.

Una vez preparado todo esto, con un ambiente jovial, de buen humor, bromeando entre ellos y riéndose, prueban la mezcla con el dedo. Uno de ellos me dijo: “¿quieres probarlo Isabel?”. –“¿Acaso tengo cara de vaca?” le contesté, pensando que lo decía de broma. Pero realmente probaban aquella mezcla, supongo que para saber si estaba en su punto de sal (no bromeo).

Llegaron entonces las mujeres y los niños, que tenían preparados unas varas para guiar y defenderse de los animales. Mientras otros chavales fueron a buscar al ganado vacuno con unos recipientes metálicos que golpeaban para asustarlo y hacerlo correr hasta la “sopita” preparada con tanto cariño. Lo cierto es que les admiro. Admiro su forma de trabajar.

ISABEL RAMOS

Información para hacerse socio
Share