1 2 3

Yakaar Africa

Organización No Gubernamental para el desarrollo

Recomendamos

Ya somos 400

400 socios de Yakaar África, comprometidos en un proyecto común de ayuda a nuestros amigos de Senegal. Poco a poco, llevamos 9 años consolidando un proyecto que ayuda a más de 40 poblados de Senegal, con una población estimada en más de 45.000 personas, a las que consideramos como parte de nuestra familia. Porque esa es nuestra diferencia con otros proyectos.

Senegal para valientes

Javier Herrero

He visto la Solidaridad, el Respeto, la Alegría, el Agradecimiento, la Voluntad y tantas cosas más…..en una sociedad que hacen frente a la pobreza con dignidad y sabiduría, y con un profundo respeto por el Medio Natural.

Ya somos 400

 

 

Asamblea Madrid

Asamblea Cataluña 

 

Si, 400 socios de Yakaar África, comprometidos en un proyecto común de ayuda a nuestros amigos de Senegal. Poco a poco, llevamos 9 años consolidando un proyecto que ayuda a más de 40 poblados de Senegal, con una población estimada en más de 45.000 personas, a las que consideramos como parte de nuestra familia.

Porque esa es nuestra diferencia con otros proyectos. En Yakaar sus problemas, son nuestros, problemas; sus preocupaciones nuestras preocupaciones; sus estudios, nuestros estudios; su salud, nuestra salud.

Para celebrar este hito hemos habilitado el botón de donación de la página de Facebook para que se pueda ir directamente a la página de hacerse socio y compartir muchos nuevos compromisos de mucha mas gente con nuestros proyectos.

No podemos dejar pasar este hito sin pediros un nuevo esfuerzo. Sabemos que no es fácil pero se puede conseguir, siempre hay gente solidaria dispuesta a dar esos 10 euros mensuales que en Europa no son nada y que allí hacen mucha falta

Muchas gracias por vuestro compromiso.  

 

Senegal para valientes

 

 

Javier Herrero en Senegal con Yakaar África

Javier Herrero en Senegal con Yakaar África

Javier Herrero en Senegal con Yakaar África 2  

 

Javier Herrero

Entre las muchas historias que se contaron durante el viaje me gustaría reflexionar sobre una de ellas “El Rito Iniciático”  

Este proceso transforma a un hombre biológico (estos ritos son exclusivamente masculinos), en un hombre digno de respeto y reconocimiento, y le abre las puertas ante los demás a formar parte de la estirpe de la tribu, su genética es digna de ser transmitida.  

El inicio del proceso lo marcan signos que están vinculados a procesos naturales, como transformaciones de materiales vegetales.  

Pero no solo el inicio sino que todo el aprendizaje se hace en estrecho contacto con el medio natural, despojando al aspirante de todo su ropaje anterior y dejándole solo ante la madre tierra, vestido y alimentado con elementos naturales. Instruidos por maestros que en ningún caso pueden estar relacionados familiarmente con el aspirante. Incluso entre los participantes se prohíbe la participación conjunta de padres e hijos  

Las enseñanzas que reciben, buscan que sean capaces de sobrevivir en el medio natural, procuren su alimento y el de su familia mediante recolección y caza y conozcan las claves de su etnia y la forma de tratar adecuadamente a sus semejantes especialmente a las mujeres que pudieran desposarse con ellos.  

Todos los que participan conocerán cual ha sido el comportamiento de los aspirantes, y guardaran celosamente el secreto sobre el mismo. Pues bien, este viaje a Senegal, ha sido también para mí un “Rito iniciático”….  

Un hito en una nueva forma de transitar por la vida que emprendí hace tiempo.  

He visto la Solidaridad, el Respeto, la Alegría, el Agradecimiento, la Voluntad y tantas cosas más…..en una sociedad que hacen frente a la pobreza con dignidad y sabiduría, y con un profundo respeto por el Medio Natural.  

Gracias a todos los que han hecho posible este viaje iniciático, especialmente a todos y cada uno de los senegaleses con los que hemos convivido y nos han enseñado tanto.

 

 

¿Y creemos que somos nosotros de los que tienen que aprender?

 

 

Mari Angeles en Senegal con Yakaar Africa

Mari Angeles en Senegal con Yakaar Africa

Mari Angeles en Senegal con Yakaar Africa 

 

María de los Ángeles Garrido

Largas horas de coche por caminos de barro rojizo, asfixiantes nubes de polvo de las que parecía que no salíamos, espacios abiertos, bosques desolados, tierra seca y amarilla, pero tierra acogedora, que poco a poco iba llegando a lo más profundo de mi corazón.  

Miradas de niños que pedían más con los ojos que con las manos, privados de derechos y desamparados. Estremecía su marginalidad, la pobreza extrema en la que se mueven; marabús corruptos que los esclavizan, haciendo que la isla de Gorée continué su memoria. Su desesperanza ha sacudido mi alma, ha cambiado mi mirada y ha elevado mi conciencia.  

Me ha sorprendido ver a tantos hombres que pasan el día reunidos a la sombra de los árboles, mientras que las mujeres, discriminadas, sin voz ni voto, gestionan de manera ejemplar los recursos de que disponen, se encargan de las labores del hogar, hacen la colada en los ríos, cuidan de los hijos y ancianos, cultivan la tierra, y admirablemente tratan de mejorar sus vidas con sus bebés a la espalda. Núcleos de la armonía fraternal entre familias, diligentes mujeres, bellas e inteligentes, las veo como eje central en la esperanza de futuro de este gran país. Ha sido hermoso para mí, compartir con ellas, celebrar con ellas, aprender de ellas.  

Reverencia a la Naturaleza, tolerancia entre religiones, solidaridad entre los vecinos ante el mundo hostil que les rodea, ritos de iniciación a la vida adulta, convivencia en paz, armonía, relación fraternal entre grupos… ¿Y creemos que somos nosotros de los que tienen que aprender?  

Vaya mi agradecimiento a José María y María José, artífices de esta maravillosa aventura en la que deseo continuar, a personas tan integras y humanas como Demba, que nos ha acompañado por bosques sagrados, por paisajes mágicos, sumergiéndonos a través de sus relatos en su cultura ancestral, y gracias también a todas las comunidades que nos han ofrecido su alegría, sus alimentos, sus cantos, sus danzas, su dignidad y su gratitud. Vaya mi compromiso para actuar como ellos, dando lo que puedo y recibiendo lo que necesito.  

 

Senegal: Nuestra barca

 

 

Agustina en Senegal con Yakaar frica 1  

 

Agustina López

Después de pensarlo durante bastante tiempo, de dar prioridad a otros asuntos no más importantes y por cierto temor a no aguantar las condiciones de un país para mí desconocido, decido emprender mi viaje a Senegal, o mejor dicho, “Nuestro Viaje”.  

En pocos días nosotros también embarcamos en este país, que significa “Nuestra Barca” en wolof. Tenemos la oportunidad de conocer una tierra rica y dura, pero sobre todo su gran potencial humano. Una población joven y una estructura familiar que posibilitan el vivir en entorno complicado con alegría y esperanza en el futuro o Yakaar.  

Descubrimos una amalgama de colores, gentes con gran belleza y elegancia de movimientos, extensos paisajes; apreciamos la dificultad de la vida en el mundo rural y la hostilidad en las aglomeraciones urbanas, donde la mugre y la explotación infantil hacen mella.  

El viaje resulta ser un concentrado de lo que es vivir sin anestesias, hemos llorado, reído y bailado. Volvemos emocionados, con el sentimiento de haber recibido mucho más de lo que hemos aportado y, desde luego, con el deseo de volver cuanto antes a Senegal que ya consideramos “Nuestra Barca”.  

Gracias, Merci, Merci…a Senegal por el cariño recibido y a mis compañeros de viaje en este recorrido.  

 

Lo que supone nacer en otro lugar

 

 

 

 

José Luis González Vallvé

6 de abril de 2017, como siempre, demasiado pronto me fui al aeropuerto, por esa impaciencia que tengo con los vuelos, facturé solo, a las 15,45 como previsto, comenzaron a llegar: Grupo majo: que resultaría majísimo, educados, tolerantes, resistentes, todos pacientes menos el menda; nos hicimos la foto con la camiseta Yakaar (Esperanza) embarcamos, pasamos el estrecho, sobrevolamos Marruecos con varias explanaciones geométricas que me intrigaron, todo desierto y rocas chocolate, y nos pasó por debajo un avión de Emirates que estaba en Dakar cuando llegamos.  

Caos en el aeropuerto de Dakar, aperitivo del caos del país, nos esperan Demba guía y conocedor de todo en Senegal y Omar buen conductor, las maletas a la baca con cuerda que funcionó y al hotel La Madrague en N’Gor, que anunciaba ya la relativa calidad de los hoteles senegaleses, cena desistiendo de todas las juiciosas recomendaciones: solo verduras hervidas y frutas peladas, rico pincho de rape y “première” de suministro de Gazelle en botellas de 650 cl, la ligera y rica cerveza senegalesa gracias a la cual sobrevivimos al polvo, calores, hipos…y ascensiones varias.  

7 de abril, mañana de viaje largo que resultaría de los cortos, pero ya muestra de las contradicciones africanas: miles de niños descalzos, sucios, mocosos, con la camiseta de Cristiano en la calle, al parecer los padres los abandonan en una escuela coránica que, por lo visto en St. Louis, es entre seminario y cárcel de la que huyen a la calle, incluso nacionales españoles enviados por sus papis musulmanes desde España; antes pasamos por el aeropuerto de Dakar para intentar recuperar el cartel de inauguración de la escuela olvidado en el avión; Multa en carretera, nos pararían muchísimas veces: aduanas, policía, “gendarmerie”, hasta el ejército, parece fue una “coima” con la disculpa del llevar mal el retrovisor, cuando te hartas de ver pasar sin multa furgonetas Peugeot 504 con treinta pasajeros y ganado, pura chatarra, penitencia a pagar por “turistas”, craso error pues los espantan en vez de atraerlos que tanta falta les haría; comemos en el Flamingo de St Luis ensalada, Capitán y mango y tarde de paseo y shock en carrito de caballos.  

Otro paisaje, otro mundo: cochambre, basura, vacas, cerdos, pollos, carricoches y en medio mujeres súper vestidas con traje largo amarillo o rojo y hasta turbante, cayucos, raspas de pescado, desidia y plástico la ruina medioambiental de estas tierras que nadie recoge y parece que pensaran que o no tienen problemas o se arreglaran solos o por otros, con un aire fresco cuyas frigorías J Mª nos recomienda almacenar para los días de calor.  

8 de abril. Subimos hasta la frontera de Mauritania. al parque de pájaros de Djoudj, tercera reserva ornitológica del mundo y primera zona húmeda al sur del Sahara, espectacular, llegando vemos chacales y allí: gigantescos pelicanos, cormoranes, garzas y hasta un gran varano: lagarto gigante tomando el sol, vuelta a comer al Flamingo , el campo sin cultivar solo ganados suelto: cabras, vacas, jabatos, ovejas y llegada a Loumpoul, dejamos furgoneta y maletas y en camionetas 4×4 a toda pastilla y con mochila nos llevan al campamento del desierto, siguen las mujeres cargadas de agua fardos o niños y los hombres tumbados o sentados ante los campos yermos.  

9 de abril. Domingo de ramos, duermo bien en la jaima del desierto, después de la cena cuscús con pollo y concierto de percusión regado con abundante gazelle, hace fresco de noche y mañana de rocío en la lona húmeda que podría aprovecharse para agua y riego, desayuno en la jaima común y vuelta en camioneta a Loumpoul donde niños y mujeres no paran de pedir, paramos en Touba gran mezquita descascarillada.    

Me irrita este simplismo feudal con liturgia absurda, incomoda e inútil: mujeres tapadas, todos descalzos que los tiene en el atraso y miseria; vemos un mercado de ganado, mucho poblado primitivo de cabaña redonda de barro y techo cónico de palmera, en Kaffrine salimos a la N 1 Dakar-Mali, llena de camiones malienses yendo y viniendo del puerto de Dakar, paramos en una gasolinera con un horrible calor a comprar agua y pan en Kourgheul, culmen del destartale: miseria, basura, calor suciedad…buscamos un sitio para picnic, pero el menos malo lo ocupa la policía y lo hacemos junto a un árbol y unas cabras, cuyos pastores disfrutan de nuestras viandas y nos entretienen; a la entrada del parque de Niokolo Koba paramos en el Campamento de Wassadou, muy agradable, paseo en barca por el rio Gambia: monos, pájaros y la gigantesca boca abierta de un Hipos, ducha, afeitado y buena cena de cuscús con pollo en salsa y mas gazelle junto a otra troupe española de El país y Goma-espuma.  

10 de abril, me despiertan en Wassadou pájaros y ruidos de animales, desayuno agradable en la gran cabaña y 3 h. de baches hasta Mako: las mujeres lavan a golpes la ropa en el rio Gambia, ¡Qué invento la lavadora¡, llegamos a Kedougou con muchísimo calor, al Beddick un hotelito decente con piscina, pollo con arroz, calor y gazelle, aunque parece que el record lo batió un viaje con cerca de 80 botellas que nunca están suficientemente frías, siesta y visita al mercado con Daniel: cochambre, peste, vacas un árbol lleno de buitres, el único mercado donde no apetece comprar y siempre muchas vendedoras sin comprador o compradora, tarde en la piscina hasta con gin-tonic.  

11 de abril, martes santo me despierta el gallo en esta habitación de cama barroca y colcha roja brocada que desemboca directamente en el horno exterior de arena roja, excursión a Dindefelo, parada tierna de visita a la familia de J M, llenos de regalos, subida hasta la cascada que nos deja pasmados y baño en su poza mágica que nos deja frescos y nuevos, bajada al pueblito donde comemos lentos, yassa poulet, arroz con pollo y salsa de cebolla y gazelle templada, paramos en una huerta de Yakaar, muy buena idea, y regreso por los baches hasta el hotel; piscina wifi y gin tonic.  

12 de abril, gran excursión a Ibel pueblito Beddick allá arriba, anclado en su prehistoria, costosa subida que hacemos siete, y apenas resisto, Jean Batiste el jefe del pueblito nos cuenta la historia de sus ruegos al genio del baobab sagrado que lanzó las abejas y derrotó al ejercito del rey de la vecina Guinea que les perseguía, y de los gemelos que se convirtieron en piedra y la mujer que solo se convirtió a mitad, cola de niños para los caramelos que se agotan, absoluto primitivismo mujeres moliendo mijo, sin agua ni luz ni nada, descenso muy caluroso y cansado y almuerzo de viandas del grupo con cerveza en lata.  

13 de abril jueves santo, nostalgia de Semana Santa, los arboles reyes de África, dan sombra, frutos, bebida muebles…envío fotos a familia y amigos, asombrados de la cascada de Dindefelo; Quizás una solución sería el catastro de la tierra, es imposible que la trabajen si no la sienten suya, carretera de Tambacounda a Ziguinchor 400Km, cambia la fisonomía constructiva, de la genuina cabaña redonda de murete de barro y techo cónico de palmera, al cobertizo feo de bloque de hormigón y techo de chapa, la pobreza genuina no es patética, pero sí lo es, la que pretende imitar la normalidad, muchos controles, entramos en la Casamance donde hubo guerrilla hasta el 2.000 que acabo según Demba por hartazgo popular, en un control del ejército nos hacen bajar de la furgoneta y pasar andando bajo un sol de plomo con los pasaportes en la mano y la urgencia de encontrar una toilette fácil para los hombres, pero las mujeres…  

Quizás a la intensidad de la vida “artificial” occidental que aquí extrañamos envuelta en comodidad: coches, aire acondicionado, moquetas, baños, limpieza, cuidado, desapegada de lo natural que sustituimos falsamente por la parcela, el campo o el perrito, se supla aquí con la intensidad de la vida natural: tierra, arboles, animales…y otro estilo de convivir hombres y bellas mujeres.   

Entramos tarde y agotados en Ziguinchor junto a una gigantesca montaña de cacahuetes, lo único aquí abundante. Buen hotel Kadiandioumagne, lleno de franceses jugando a antisistema con piscina junto al rio y buen comedor animado en la cena por cantante y guitarra que hacen a todo, comemos pez capitán el de los bigotes y cenamos dorada, paseamos la ciudad, compramos papel para hacer el cartel olvidado en el avión, lo único decente la iglesia-catedral con los oficios bien cantados, votamos volver en avión a Dakar evitando la paliza e incertidumbre del paso en coche por Gambia.  

14 de abril viernes santo, desayuno en el hotel junto al estuario de cayucos, parada en el puerto lleno de capitanes, barracudas otolitos…que raspan y abren allí entre moscas y basura, vistamos la casa impluvium y una estupenda y gran huerta de Yakaar donde solo trabajan mujeres y un simpático y minúsculo encargadito nos explicará las cuentas ante la mirada gerencial de Demba que insiste en que todo tiene que pasar por Yakaar.

Por el camino un colorido, animado y bailongo grupo de muje-res nos acoge y acompaña hasta la ceremonia de inauguración de la maternidad en cuya mesa presidencial me sientan con el alcalde, José Mª, el médico y la matrona, emociona ver el sincero agradecimiento de estas gentes,…merci, merci, merci…algunas mujeres piden matrimonio a los blanquitos, o directamente poniéndoles una rama encima, o con la ayuda de Demba, cacahuetes, mango, licor de palma fermentando por lo que aun no tiene alcohol y así lo pueden beber los musulmanes; Después de la emocionante ceremonia llegamos al Hotel le Bar de la Mer de un belguita en la lejana playa de Kabrousse donde comeremos y cenaremos gambas y pincho de rape; baño, siesta y gran paseo por la inmensa playa hasta Guinea Bissau entre vacas, gaviotas y conchas.  

15 de abril sábado: baño a las 7 en el mar, inundo la habitación: aquí ninguna ducha tiene cortina ni mampara, desayuno junto al mar, Carlos mal; glucosa alta, al parecer llamaron a un medico pero no pudo venir, hoy mejor, hay un coche de Naciones Unidas de Guinea Bissau con un argentino/uruguayo que desayuna mate, con mujer negra y niño tostado.  

Vamos a Cap Skiring: mercadillo de artesanía, las chicas se eternizan comprando, me pongo nervioso esperando sentado en una silla de ceiba con Demba, paramos en Mlomp a ver la casa de barro de dos pisos y las ceibas gigantes, y de ahí inauguración de la escuela de Cagnout, gran, colorida y emocionante ceremonia conducida con buen tino y mejor voz por un simpático presentador camisa roja reflectante y sombrero negro, aplazamos comer por el entierro del anterior alcalde y lo haremos en el patio de la escuela: arroz yassa con cuchara, ellos preferirían dedos, rodeados de buitres, el jefe musulmán de azul celeste 66 años quiere ser mi amigo, me pide el teléfono y en Elinkine embarcamos para Carabane con mochilita para uno o dos días por si Omar no llega a tiempo de nuestro aterrizaje en Dakar atravesando Gambia.  

Nos refresca la travesía por el estuario lleno de manglares, garzas y pescadores franceses, el hotel es entre seminario y correccional, no piscina, no aire, si mosquitero y cama pequeña, solo un barito en la iglesia, mosquitos y chistes para compensar y a pesar de la presunción de Demba se acaba la gazelle: vemos los pescados que traen los franceses: capitán que también llaman plexiglás y otolito, cenamos cuscús.  

16 de abril ya domingo de resurrección, visitamos la isla: la biblioteca de Yakaar está cerrada, no hay calle pavimentada, vemos el taller del modisto Paco Carabane, parece increíble su pretensión, pero allí esta afanándose en terminar un traje de señora bien colorido que tiene que entregar a las 10, a esa hora volvemos a Elinkine y en otro coche después de varias paradas con controles impertinentes, llegamos al aeropuerto de Ziguinchor único lugar con buen aire acondicionado, lio con los nombres, J Mª y Mª José consiguen plaza, volamos en un Embraer 145 y envueltos en una nube de polvo y arena, que impide ver nada, llegamos a Dakar donde milagrosamente espera Omar con la furgoneta en la que nos vamos al hotel Pierre de Lise, el mejor de todo el viaje, nos bañamos en la playa de agua fresquita y agradable y gran merendola con los restos de las viandas que aun son muchos y litros de Gazelle, ducha y cena de chistes y gin tonic que es vodka, pincho de rape, buen conjunto de jazz senegalés, junto a mi habitación dos garzas reales se pasean elegantes y orgullosas.  

17 de abril último día, baño de mar a las 7 de la mañana, agua fresquita, desayuno de tortilla y malarone; salimos: visita al lago rosa que es gris y salado, donde acababa el rallye, hasta que se lo llevaron a América por los atentado islamistas en Mauritania, por el camino vemos pescaderías que de tanta mosca parecen “mosquerias”, luego al ferry embarque para Gorée, la isla de los esclavos, el conjunto mejor conservado urbanística y arquitectónicamente de todo Senegal.  

Vemos el castillo y los enormes cañones franceses que hundieron al Tacoma, un mercante sueco, pensando que allí estaba de Gaulle en la batalla con Petain durante la II Guerra Mundial, comemos gambas y dorada perseguidos por vende-dores, visitamos la Casa de los esclavos, impresionante con su puerta al mar sin retorno, ferry de vuelta: visita larga a otra tienda de mas collares y cremas, sueño de cuarto de baño decoroso en Le Meridien o el Radisson, vuelta por Dakar destartalado con algún edificio megalómano, sin centro a pasear y por la Corniche junto al mar bonita naturaleza y algunos apartamentos apetecibles, subimos al gigantesco y soviético monumento al Renacimiento de la Negritud levantado por Wade en 2010, hecho en Corea del Norte, tomamos la última copa en, según Demba la zona VIP y después de 6 o 7 controles asiento 28C y a las 4,45 en Madrid.  

Fin del viaje entre regusto de aventura, cansancio físico, desconcierto ético/moral por el privilegio/injusticia que supone haber nacido en uno u otro lugar, voluntarismo ¿posible?, dudas sobre gusto o rechazo de vuelta a la rutina, y sabor a Gazelle…

Gracias a su gente, he vuelto a sentir

 

 

 

 

Verano de 2016, Caños de Meca, el mar en calma, una jaima que nos regalaba el atardecer mientras soñábamos despiertos…¿Y si viajamos a Senegal?, – Me encantaría, dicen que es el país de la hospitalidad africana, el país de la sonrisa. Pero aquel sueño se desvaneció junto al amor de verano…  

Ahora, me doy cuenta que solo se mantuvo esperando una señal que diera paso al momento perfecto para poder experimentar la riqueza de sus raíces.  

Febrero de 2016, billete de avión en mano, un adiós agripicante al cruzar el escáner del aeropuerto de la capital española; Ilusión desbordante por descubrir el que se había convertido en mi país renacentista, Senegal…  

A tan sólo unas horas de casa y varios pasillos para atravesar la aduana, conocí la más brillante de las sonrisas, tras un apretón de manos y una mirada que reflejaba sabiduría, conocí a Demba, nuestro guía turístico, me sorprendieron su calma y su espíritu carismático, pude sentir su luz en escasos segundos…Unos pasos más adelante, me encontré con Sidi, nuestro conductor, me bastó un parpadeo de ojos para darme cuenta de la bondad del alma que me dirigiría por aquel país…Una sonrisa interna atrapó mi esencia en forma de suspiro, estaba en paz…  

Después de conocer a mi compañera de viaje, Noelia, empezamos la ruta y, tras las preguntas básicas y nuestra curiosidad por el país, Demba nos introdujo la asociación humanitaria que llevaba a cabo, nos habló de los huertos, de las escuelas, de los diversos proyectos que creaban, como la elaboración de mermelada por mujeres senegalesas, el reparto de bicicletas para niños que iban al colegio a 10 km de casa cada día; el factor médico…y fue entonces cuando escuché la historia de Ousmane, un niño que estaba enfermo y que había volado a Madrid para ser operado. Me conmovió tanto que al llegar a Madrid fui a conocerle. Ahora, puedo disfrutar de su simpatía, de su espontaneidad, de su cariño incondicional, nunca nadie me había dado tantos besos…” Amiga, ven, te voy a dar un beso “metralleta” (compuesto de besos innumerables que se repiten como si de un tiroteo se tratase, pero ésta vez, un tiroteo repleto de amor).  

En la sala de hospital coincidí con parte del equipo humano de la asociación que se dedica al crecimiento y compañía de Ousmane, qué bonito el alma de cada voluntario, en especial, la de José María, al que apenas aún conozco, el coordinador de esta asociación, un señor que parece serio pero que se desvive por nuestro pequeño, por organizar algunas ideas para que el mundo funcione mejor.  

Y así, entre historias, nos fueron bautizando en la cultura senegalesa, jugamos con niños en varias escuelas, en pequeñas aldeas, probamos el sabor que las manos africanas moldeaban en forma de alimento, vestimos sus telas de colores, pudimos ver la noche estrellada del desierto corriendo por sus dunas abajo, escuchamos el sonido de timbales mientras Sidi nos mostraba cómo sentir el ritmo; Pisamos un pueblo cuyo asfalto estaba compuesto de conchas marinas, nos bañamos en un río en una pequeña isla donde pudimos disfrutar de un paseo en kayak ; Fue allí, junto al atardecer, donde entendí el significado de África: fuerza, valentía, lealtad, unión humana, generosidad y sonrisas.  

De repente, Sidi alzó la voz comunicándose en wolof, una barca de pescadores sin pensarlo, se tiró al mar, estaban vestidos y separando el pescado pero no tardaron ni un segundo en dirigirse a él. Se había caído del kayak, no sabía nadar y estaba en medio del mar, qué valentía! Y qué espíritu de hermandad el de los pescadores! Todo quedó en un susto pero aquel instante me hizo reflexionar toda la tarde…  

Al día siguiente, Sidi nos presentó a su familia en Mbour, entramos a un patio donde habría aproximadamente veinticinco personas, algunos descansaban, otros compartían una gran sartén de arroz, comían en cuclillas y rodeándola, otros conversaban sentados…Había cabras, gallinas, pollitos y entendí el significado de vivir en comunidad, el valor de la familia. Jugamos horas y horas con sus hijos, sobrinos, veci-nos…  

Conocimos también a su mujer, quien me entregó a su bebé de seis meses, “Aminatá”, jamás había sentido tanta ter-nura. Aquella tarde se grabó en mi alma, fue mágica, especial, disfruté de los cinco sentidos…Al marcharnos, los niños persi-guieron el coche agitando sus manos y gritando “Au revoir”…  

Demba cumplió cada uno de nuestros sueños, cada petición que sugeríamos, la hacía realidad. También nos enseñó a creer, a soñar sólo lo que se pudiera cumplir, para así siempre poder vivir entre ilusión.  

Llevo años viajando y jamás di con un guía como él, es una persona muy humana, culta, bromista, risueña, tranquila, los condimentos perfectos para vivir una experiencia en Senegal única, inolvidable, eterna…  

Puedo decir que ha sido un viaje balsámico, emocionante, reconfortante, divertido y que gracias a su gente, he vuelto a sentir. Volveré…   

Fue una explosión de emociones

 

 

Foto Susana 1

Foto Susana 2

Foto Susana 3

Foto Susana 4  

 

Personalmente siempre soñé con hacer algún voluntariado o cooperación internacional.  

No tenía claro cómo ni cuándo ni dónde. Y de repente…… simplemente fluyó.  

Conocí a Yakaar África a través de Ousmane y mi trabajo en el Hospital Gregorio Marañón, donde se recupera de la intervención cardiaca a la que fue sometido. Él, “mi bomboncito”, me conquistó desde el primer día; poco a poco, charlando con sus cuidadores, me fui interesando por la labor de la ONG, y así, me animé a hablar con Pepa y casi sin pensarlo me vi formando parte del equipo de la séptima misión sanitaria. ¡¡!!  

Todo, desde el principio, fue una explosión de emociones……  

La recogida de ropita, gafas y móviles entre amigos y conocidos, la preparación de las cajas (desde aquí, gracias a toda la gente que colaboró)  

La inquietud por conocer al resto del equipo (español y senegalés)  

Los nervios del viaje, la llegada al aeropuerto de Dakar ya supuso un choque brutal  

La visita a la isla de Goree y su dramática historia  

El viaje en ferry nocturno hasta la isla de Carabanne  

La travesía en cayuco hasta Oussouye, el largo, cansado y a la vez precioso viaje en la “furgo” hasta el País Bassari  

El trabajo diario en los distintos poblados, comprobando en primera persona la dureza de lo real, de la pobreza, la desigualdad, la fragilidad de la vida, lo poco que se necesita para ser feliz, el idioma universal del dolor, de una sonrisa, y de la inocencia infantil…..  

Ese cielo limpio y estrellado, esa tierra roja que junto con mis admirados baobabs y ceibas dibujan los paisajes  

La mezcla de colores, olores y sabores (echo de menos la deliciosa salsa de cebolla)  

Esa paz y ese silencio de la noche, solo interrumpido por la llamada a la oración de los musulmanes, y el despertar de los animales  

La alegría y algarabía de los niños jugando, sin tecnologías ni juguetes como a los que aquí estamos acostumbrados

El gran equipo humano (español y senegalés), como una familia, compartiendo momentos muy duros de tensión y agotamiento en jornadas difíciles de trabajo, y momentos de placer, risas, conversaciones de sobremesa y ocio.  

Son tantas cosas que recordar….. y sé que con el tiempo brotarán en mí recuerdos y sensaciones de los que ahora no soy consciente. Lo que ya sé es que esta experiencia no la olvidaré jamás, que ha dejado una huella en mí y me ha demostrado que por mucho que nos creamos que ayudamos y aportamos en nuestras campañas de cooperación internacional, todo eso es una milésima parte de lo que nosotros recibimos al convivir con tales seres humanos.  

Me siento afortunada, y quiero dar las gracias a Yakaar África por haberme propiciado formar parte de esta aventura, y a todos los que me habéis hecho un huequito en vuestro corazón.  

¡Hasta pronto, Senegal!

 

 

YOGA SOLIDARIO EN VILLAFRANCA DEL CASTILLO

 

 

Clase Yoga 

 

Anna Pross, profesora de Yoga ha sido la organizadora del evento, encargándose además de hacer la difusión, hacer e imprimir los carteles, llevar el material, preparar, organizar e impartir la clase, etc., canalizándolo a Yakaar África a través de nuestra socia Nuria.

La clase resultó todo un éxito, como se puede ver por las fotos y se recaudaron 388 euros mas algunos donativos mas que se esperan durante el fin de semana.

¡¡¡Gracias, Anna Pross por tu preciosa clase de yoga al aire libre en beneficio de Yakaar!!!

 

 

Ousmane un año en España

 

 

 

Reunion un año Ousmane en España 

 

Teníamos muchos motivos para reunir a una pequeña gran parte de la familia YAKAAR AFRICA, por un lado acababa de cumplirse un año desde aquel ya lejano 12 de junio de 2016, en que casi con una mano delante y otra detrás y el corazón literalmente roto, Ousmane llegaba a España.

Por otro lado, teníamos que despedir a nuestros queridos Demba y Papau que ese domingo volvían a su querido Senegal.

Así que un grupo numeroso del equipo que ha cuidado de Ousmane durante este larguísimo año, encabezado por sus padres de acogida, Camilo y Montse, nos reunimos en su casa para celebrar ambos acontecimientos.

El resultado una estupenda velada donde todos pudimos disfrutar de todos y fortalecer los lazos, ya de por si tremendamente fuertes, que unen a la familia Yakaar.  

 

Nuevo video de Yakaar África

 

 

 

        Ya tenemos en la página web el video de nuestro último viaje a Senegal.

        Es un poquito largo pero aseguramos que merece la pena:

 

Venta de camisetas a favor de Yakaar África

 

 

Camisetas Yakaar Africa  

 

Nuestra amiga María Acosta y su marca de moda Yere Jeekk han conseguido que en el evento Rototom Sunsplash de este año dedicado a África, el beneficio de la venta de sus camisetas se dedique a nuestra asociación. ¡¡¡Muchísimas Gracias!!!!  

 

Novena Asamblea de Yakaar África

 

 

 

Asamblea madrid 1

Asamblea madrid 2

Asamblea Barcelona

Espectacular ambiente en las 9ª Asamblea de YAKAAR ÁFRICA. Batimos récord de presencia con más de 60 personas en Madrid y 40 en Cataluña.

Hubo también récord de participación por parte de los asistentes con intervenciones de José María, Demba y Papau, de Nacho y Agustina componentes del último viaje organizado por Yakaar, de Camilo, Begoña y Cristina en representación de los cuidadores de Ousmane y de Ramata y de María y Marta dos de nuestras voluntarias.

En el transcurso de la asamblea se aprobaron las cuentas anuales con su memoria económica, su memoria de actividades, el balance de situación y la cuenta de resultados.

Asimismo se aprobó el mantener la misma composición de la Junta Directiva existente en la actualidad y formada por: Presidente: José María Piñero Campos Vicepresidenta: Carmen María Gutiérrez Herbello Tesorero: José Luis Jiménez Secretario: Camilo Martínez Álvarez Vocal: Marc Rius Ríos Vocal: Josefa Conejos Meseguer Vocal: Miguel Blanco Grande Vocal: Álvaro Moral Alonso Vocal: Begoña Verdejo Herreras Vocal: José Manuel Torres Cutillas Vocal: Montserrat Asensio Mañé

Se aprobó también la programación de proyectos para 2017 y se hicieron importantes aportaciones como las siguientes:

  • Una vez que ha terminado el año fiscal 2016 y que se está en periodo de hacer la declaración de la renta de dicho ejercicio, se puede recordar a los socios la campaña del año pasado de que pueden incrementar su cuota teniendo en cuenta que un 75% de los 150 primeros euros aportados a Yakaar África son deducibles de dicho IRPF, como habrán podido comprobar en el borrador de su declaración.
  • Se insiste en la necesidad de promover cultivos ricos en proteínas en las huertas como la quínoa o la moringa. Intentar aprovechar las comuniones o las bodas para que de la ingente cantidad de dinero que se gasta en estos eventos una parte pueda redundar en nuestra asociación por medio de donativos o captación de socios.
  • Se hace referencia a las actividades de socios o simpatizantes que gracias a su intervención han conseguido donaciones como la de la Caixa, el evento 55dias5maestros.como, el libro de fotografías que va a editar Luis Sierra o una edición de camisetas en Murcia con nuestro logo.

En Cataluña nuevo éxito con los mencionados mas de 40 asistentes, elevando la cifra total por encima de los 100. Nuevas y muy interesantes aportaciones como las siguientes:

  • Se hace hincapié en la prioridad que debe presentar la formación de los jóvenes proponiéndose extender este programa a la formación de profesionales de la sanidad
  • Se propone que se busquen especialidades locales de tipo étnico para poder montar sobre ellas pequeños negocios con salida en el mercado internacional

Montserrat Asensio, de nuestra directiva y el Dr. Carlos Bardají explicaron el éxito de la colaboración entre Yakaar África y la asociación ADGN para la operación de niños senegaleses en el propia Senegal y poder dar tratamiento integral a los problemas detectados en nuestras misiones sanitarias.

 

ENTREGA DE ORDENADORES EN EL LICEO DE MLOMP

 

Entrega de ordenadores liceo Mlomp  

Hemos procedido a realizar una nueva entrega de ordenadores, en esta ocasión al Liceo de Mlomp.

Como es conocido colaboramos hace tiempo con el liceo de esta localidad que ha bautizado una de sus aulas con el nombre de nuestra asociación. Hasta hace poco el liceo no podía beneficiarse de la entrega de ordenadores al no disponer de acometida eléctrica.  

Yakaar Africa en la Revista de Obras Públicas

ARTÍCULO SOBRE YAKAAR ÁFRICA APARECIDO EN EL NÚMERO DE MARZO DE LA REVISTA DE OBRAS PÚBLICAS:

2017_marzo_3585

5 DIAS, 5 MAESTROS Y YAKAAR ÁFRICA

 

 

5 DIAS 5 MAESTROS  

 

www.5dias5maestros.com ha sido uno de los planes formativos más potentes sobre fotografía que se han hecho en España. Algo más de 6gb de información de revelado, procesado y captura digital. En el mismo ha habido Masterclass realizadas por Antonio Prado Pérez, Iván Ferrero, Javier de la Torre, Jesús M García Flores, Víctor Gonzalo y Mario Rubio.  

Estamos sumamente agradecidos a nuestro gran colaborador Víctor Gonzalo, ya entrañable amigo y simpatizante, además de organizador de interesantísimos viajes fotográficos a Senegal, y a todos los que han participado en ese gran evento, ya que han decidido dedicar una parte muy importante de lo recaudado a nuestros proyectos en Senegal. ¡¡¡Muchas gracias a esos 5 grandes maestros de la fotografía!!!  

 

OUSMANE: ALTA HOSPITALARIA

 

 

 

Ousmane 3 r

Ousmane 14 b

Ousmane 16 r  

 

Finalmente, el pasado día 7 de abril, Ousmane recibió el alta hospitalaria, después de 9 meses y 20 días en el hospital Gregorio Marañón de Madrid.  

La despedida ha sido muy emotiva, las enfermeras de noche le llevaron una tarta para celebra el tan esperado acontecimiento. Han sido mas de 9 meses de altibajos, alegrías y decepciones, mejorías y caídas en casi la desesperación de todos los que estábamos a su alrededor.  

Después de la despedida, al día siguiente, acompañado de Ricardo y Raquel ha repartido abrazos y besos a todo el personal del hospital, incluida la UCI, donde estuvo tanto tiempo. Ha sido muy emotivo porque Ousmane ha dejado un rastro de cariño que será difícil de olvidar.  

La batalla no ha concluido porque todavía quedan muchos meses hasta que sea posible reducir la fortísima medicación a la que todavía está sometido y que pueda, entonces, volver a su querido Senegal.  

La salida del hospital le ha permitido asistir por fin a su colegio con sus hermanitos de acogida en la localidad de Paracuellos de Jarama, donde todos le esperaban con los brazos abiertos. Integrándose como uno mas en el colegio.  

Todavía no puede aguantar la jornada escolar completa, debido a su condición siempre frágil, pero ya aguanta como un campeón gran parte de la vida escolar.  

Entre tanto, la semana de Semana Santa ha sido un compendio acelerado de actividades lúdicas en las que no ha faltado casi de nada, deportes, pádel, bici, parque infantil, visitas a museos, juegos, etc. Todo lo ha resistido con gran fortaleza ya que aunque se fatiga con relativa facilidad si es verdad que ha desarrollado una capacidad de recuperación más que notable que no ha hecho temer ni un momento por su estado de salud.  

Todo el equipo de Yakaar África que durante estos 9 meses se ha encargado de que no estuviera ni un minuto sólo, sigue al pie del cañón apoyando a la familia de acogida, formada por Camilo y Montse, para conseguir que Ousmane siga mejorando hasta su completo restablecimiento. Bien es verdad que una vez acabados los turnos mas exigentes muchos sienten una cierta nostalgia de su compañía que nos ha aportado muchísimo más de lo que podíamos imaginar y casi diríamos que muchísimo más que lo que el equipo le ha aportado a él.  

 

NOVENA ASAMBLEA DE YAKAAR ÁFRICA

Presentación Clariana 2017

Presentación el cañar 2017 

 

En Mayo es tiempo para celebrar las asambleas anuales de Yakaar África. Id apuntando las fechas:  

20 de mayo, sábado, en Madrid  

28 de mayo, domingo, en Cataluña  

Como siempre esperamos contar con la presencia de Demba y, si es posible, tanto en Madrid como en Cataluña, con la presencia también de nuestro querido amigo Papau. En esta ocasión, en Madrid, asistirá a la asamblea el pequeño Ousmane, nuestro operado del corazón ya casi recuperado  

La asamblea-comida de Madrid ya está confirmada y será, como en años anteriores, en el Restaurante EL CAÑAR de la Calle Dr. Fleming número 44, 28036 de Madrid.  

Como el año pasado, empezaremos con la asamblea a las 12:30 y seguiremos a continuación con la comida de confraternización. En breve enviaremos todos los documentos necesarios para poder discutir durante la asamblea

 

 

Estudio sobre anemia y desnutrición del año 2016

 

 

Agosto 2016

ANEMIA Y DESNUTRICIÓN EN EL PAÍS BASARI

Aprovechamos el mes de agosto para publicar los resultados de la última misión sanitaria en Senegal. Yakaar África realiza misiones sanitarias donde efectúa una recogida sistemática de datos antropométricos para tratar de caracterizar la situación de desnutrición y anemia de la población de algunas comunidades de dicho país. Durante los meses de marzo y abril de 2016 se ha efectuado una nueva misión sanitaria en los poblados de Dindefelo, Bandafassi y Thiabedji, cuyos resultados se reflejan en el presente informe.

ANEMIA INFANTIL 2016

SITUACIÓN GLOBAL

En cuanto a la anemia infantil, el gráfico a continuación refleja los porcentajes de niños menores de 5 años con anemia (hemoglobina

Diapositiva1

Cuando la anemia supera el 40% de los casos se califica la situación global como un problema severo de salud pública. Como vemos tal situación se da con carácter general, tanto en toda el África subsahariana, como en todo el Senegal. Sin embargo, la situación de nuestros poblados es incluso peor que en cualquiera de los dos casos anteriores. Es también importante tener en cuenta el porcentaje de niños con anemia severa. En este caso, solo Bandafassi presenta valores mejores que los del conjunto del Senegal, pero es de
destacar que los porcentajes de anemia severa son muy elevados tanto en Dindefelo (8,5%) como en Thiabedji (9,9%).

 

COMPARACIÓN ANUAL
DINDEFELO

Centrándonos en el caso de los niños de menos de 5 años, se observa que la situación es muy parecida a la observada en años anteriores, quizás un poco peor en cuanto a la situación general de anemia, pero ligeramente mejor que en 2015 en cuanto a anemias severas. Comparando con la situación del conjunto del Senegal o del África subsahariana, si bien la situación de Dindefelo es peor que en cualquiera de dichas referencias, lo cierto es que sus datos distan muy poco de los del conjunto de Senegal.

Diapositiva2
BANDAFASSI

En Bandafassi, por el contrario, la situación parece haber mejorado ligeramente en cuanto a anemias totales y empeorado, también ligeramente, en cuanto a anemias severas. Sí que es necesarios destacar el hecho de que los datos de Bandafassi se parecen mucho a los del total del Senegal, estando incluso claramente por debajo en cuanto a porcentaje de anemias severas.

Diapositiva3
THIABEDJI

Era la primera vez que una misión sanitaria de YAKAAR ÁFRICA iba al poblado de Thiabedji, por tanto, que se efectuaba una toma sistemática de datos. Como se puede observar, los datos no son muy esperanzadores, ya que la situación en dicho poblado es francamente peor que en el resto de Senegal y en todo el África subsahariana, tanto en porcentaje de anemias totales como en el de anemias severas.

Diapositiva4
DESNUTRICIÓN INFANTIL 2016

SITUACIÓN GLOBAL

El gráfico de la página siguiente representa la situación con respecto a la desnutrición infantil, también para los niños entre 0 y 5 años. En este caso, los gráficos representan el porcentaje de los niños en los que la relación peso/talla se desvía más de -2 desviaciones estándar de la media de la OMS (desnutrición moderada) o más de -3 desviaciones estándar de la misma media (desnutrición severa). Cuando el porcentaje de niños con desnutrición moderada supera el 15% se habla de una situación global crítica de desnutrición aguda y cuando el mismo porcentaje se da en niños con desnutrición severa se califica la situación global como crítica de desnutrición severa. Si no se superan dichos porcentajes pero se supera el 10%, la situación se califica como de seria.

Diapositiva5

En los pueblos analizados se darían las tres situaciones. Bandafassi presenta un situación global crítica de desnutrición severa, Thiabedji una situación global crítica de desnutrición aguda y Dindefelo una situación global seria de desnutrición aguda. En todo caso, los porcentajes de desnutrición de nuestros poblados del País Bassari están muy por encima de los porcentajes observados en todo el Senegal o en la media de África.

 

COMPARACIÓN ANUAL
DINDEFELO

La buena noticia en el caso de Dindefelo es que parece que este poblado ha abandonado la situación global crítica de desnutrición severa que presentaba en 2014 y sus datos parecen haber mejorado sensiblemente desde entonces y parecen continuar haciéndolo de manera estable. La situación en Dindefelo se acerca ya a la del conjunto del Senegal y a la del conjunto del continente africano.

Diapositiva6
BANDAFASSI

Por desgracia, en Bandafassi la situación es completamente la contraria y sus porcentajes de anemia moderada y severa no dejan de crecer alcanzando la situación de global crítica de desnutrición severa. Los datos de desnutrición de Bandafassi están muy alejados y son mucho peores que los de Senegal o del resto de África. Habrá que pensar que la población se encuentra en una situación casi límite que debería ser
corregida lo antes posible

Diapositiva7
THIABEDJI

Primer año en Thiabedji y situación intermedia entre Dindefelo y Bandafassi. Aunque la situación global es crítica de desnutrición aguda, al menos no se supera el 15% de casos de desnutrición severa. Los datos son peores que los referentes a nivel de todo el Senegal o de todo el África Subsahariana.

Diapositiva8
CONCLUSIONES

No se pude decir que haya unas conclusiones claras a sacar del estudio realizado, ya que muchas veces los resultados son contradictorios o poco claros pero en general se pude afirmar:

 

  • La situación de anemia, medida a través del nivel de hemoglobina en sangre, en los poblados visitados es una situación calificada como un problema severo de salud pública por parte de la OMS. Sin embargo hay que reconocer que la situación en dichos poblados es sólo ligeramente peor que la del resto de Senegal.
  •  

  • En cuanto a su evolución, en Dindefelo y Bandafassi, que son los dos poblados donde tenemos perspectiva histórica, cabe decir que es bastante estable. Se aprecia un ligera tendencia positiva en Bandafassi y negativa en Dindefelo en cuanto a anemias totales y lo contrario en cuanto a anemias severas, lo que ratifica la impresión de que la situación no ha cambiado significativamente.
  •  

  • En cuanto a la desnutrición sí que se aprecian diferencias importantes entre los diferentes poblados. La situación en Bandafassi parece especialmente grave, superando ampliamente todos los porcentajes de referencia tanto a nivel nacional como africano. Además la situación parece estar deteriorándose de manera bastante rápida con el tiempo.
  •  

  • Thiabedji presenta una situación también crítica en cuanto a la desnutrición moderada, pero no tenemos datos sobre su evolución, que habrá que seguir a lo largo de próximas misiones sanitarias.
  •  

  • En Dindefelo, y esta es quizás la única buena noticia, la situación en cuanto a desnutrición parece estar mejorando en los últimos años y se acerca ya a los valores medios de Senegal y del continente africano. Quizás la presencia de un nuevo enfermero joven y una nueva matrona, así como la mayor implicación observada en las autoridades locales pueda estar teniendo un impacto en la situación sanitaria global.
  • OUSMANE Y SALY

     

     

      ousmane nieve  

     

    Ousmane y Saly, los dos niños operados en España y que todavía están en España evolucionan favorablemente. Saly está ya escolarizada en la Granja (Segovia) donde su familia de acogida pasa largas temporadas. Tiene todavía algunos problemas de visión en su ojo pero está siendo tratada por un oftalmólogo para intentar que su visión se recupere lo más completamente posible.  

    Ousmane está cada día mejor, más animado y más simpático. Su estado sigue siendo frágil, hace unas semanas tuvo una pequeña gripe que superó rápidamente pero que dejó en evidencia que cualquier cosita le afecta, ya que sus pulsaciones se pusieron rápidamente por encima de 150 y su saturación de oxígeno bajó de forma alarmante. Gracias a Dios, apenas 36 horas después ya estaba de nuevo en plena forma.  

    El plan por ahora sigue casi intacto esperando que en las próximas vacaciones de Semana Santa se pueda incorporar con su familia de acogida e inicie ya el camino hacia su recuperación definitiva.  

    Entretanto, seguimos al pie del cañón cuidándole día y noche a ver si puede primero salir definitivamente del hospital y más adelante volver a su casa en Senegal

     

    Aprovechando las nevadas de este mes en Madrid, Ousmane ha podido ver nevar por primera vez en su vida. Por un ratito ha salido del hospital y ha podido sentirla en sus manos y chuparla para ver a qué sabía.  

    El fin de semana pasado ya la había podido ver en el suelo de la sierra madrileña con Begoña y su familia, por lo que la experiencia ha sido completa.  

     

     

    NIÑOS CON CARDIOPATÍAS

     

      Cardiopatia  

     

     

    Hemos trasladado a Dakar a los tres niños diagnosticados de cardiopatía en nuestra reciente misión sanitaria. Allí les hemos llevado al novísimo hospital CUOMO de la ONG la chaine de l’ espoir, de la que habíamos conocido a través de nuestra participación la semana pasada en el seminario de Menudos corazones.  

    Los niños han sido vistos por los médicos del hospital y una de ellas, Adama, ha sido dada de alta. Los otros dos: Idiatou y Ousmane, han realizado todas las pruebas y estamos a la espera de su posible aceptación por el hospital para ser operados en el mismo.  

    Si todo va bien procederemos igual con otros tres niños de la Casamance y conseguiremos resolver la situación de todos los niños diagnosticados en nuestra reciente misión sanitaria.  

     

     

     

     

     

    Ya somos 400

     

     

    Asamblea Madrid

    Asamblea Cataluña 

     

    Si, 400 socios de Yakaar África, comprometidos en un proyecto común de ayuda a nuestros amigos de Senegal. Poco a poco, llevamos 9 años consolidando un proyecto que ayuda a más de 40 poblados de Senegal, con una población estimada en más de 45.000 personas, a las que consideramos como parte de nuestra familia.

    Porque esa es nuestra diferencia con otros proyectos. En Yakaar sus problemas, son nuestros, problemas; sus preocupaciones nuestras preocupaciones; sus estudios, nuestros estudios; su salud, nuestra salud.

    Para celebrar este hito hemos habilitado el botón de donación de la página de Facebook para que se pueda ir directamente a la página de hacerse socio y compartir muchos nuevos compromisos de mucha mas gente con nuestros proyectos.

    No podemos dejar pasar este hito sin pediros un nuevo esfuerzo. Sabemos que no es fácil pero se puede conseguir, siempre hay gente solidaria dispuesta a dar esos 10 euros mensuales que en Europa no son nada y que allí hacen mucha falta

    Muchas gracias por vuestro compromiso.  

     

    Senegal para valientes

     

     

    Javier Herrero en Senegal con Yakaar África

    Javier Herrero en Senegal con Yakaar África

    Javier Herrero en Senegal con Yakaar África 2  

     

    Javier Herrero

    Entre las muchas historias que se contaron durante el viaje me gustaría reflexionar sobre una de ellas “El Rito Iniciático”  

    Este proceso transforma a un hombre biológico (estos ritos son exclusivamente masculinos), en un hombre digno de respeto y reconocimiento, y le abre las puertas ante los demás a formar parte de la estirpe de la tribu, su genética es digna de ser transmitida.  

    El inicio del proceso lo marcan signos que están vinculados a procesos naturales, como transformaciones de materiales vegetales.  

    Pero no solo el inicio sino que todo el aprendizaje se hace en estrecho contacto con el medio natural, despojando al aspirante de todo su ropaje anterior y dejándole solo ante la madre tierra, vestido y alimentado con elementos naturales. Instruidos por maestros que en ningún caso pueden estar relacionados familiarmente con el aspirante. Incluso entre los participantes se prohíbe la participación conjunta de padres e hijos  

    Las enseñanzas que reciben, buscan que sean capaces de sobrevivir en el medio natural, procuren su alimento y el de su familia mediante recolección y caza y conozcan las claves de su etnia y la forma de tratar adecuadamente a sus semejantes especialmente a las mujeres que pudieran desposarse con ellos.  

    Todos los que participan conocerán cual ha sido el comportamiento de los aspirantes, y guardaran celosamente el secreto sobre el mismo. Pues bien, este viaje a Senegal, ha sido también para mí un “Rito iniciático”….  

    Un hito en una nueva forma de transitar por la vida que emprendí hace tiempo.  

    He visto la Solidaridad, el Respeto, la Alegría, el Agradecimiento, la Voluntad y tantas cosas más…..en una sociedad que hacen frente a la pobreza con dignidad y sabiduría, y con un profundo respeto por el Medio Natural.  

    Gracias a todos los que han hecho posible este viaje iniciático, especialmente a todos y cada uno de los senegaleses con los que hemos convivido y nos han enseñado tanto.

     

     

    ¿Y creemos que somos nosotros de los que tienen que aprender?

     

     

    Mari Angeles en Senegal con Yakaar Africa

    Mari Angeles en Senegal con Yakaar Africa

    Mari Angeles en Senegal con Yakaar Africa 

     

    María de los Ángeles Garrido

    Largas horas de coche por caminos de barro rojizo, asfixiantes nubes de polvo de las que parecía que no salíamos, espacios abiertos, bosques desolados, tierra seca y amarilla, pero tierra acogedora, que poco a poco iba llegando a lo más profundo de mi corazón.  

    Miradas de niños que pedían más con los ojos que con las manos, privados de derechos y desamparados. Estremecía su marginalidad, la pobreza extrema en la que se mueven; marabús corruptos que los esclavizan, haciendo que la isla de Gorée continué su memoria. Su desesperanza ha sacudido mi alma, ha cambiado mi mirada y ha elevado mi conciencia.  

    Me ha sorprendido ver a tantos hombres que pasan el día reunidos a la sombra de los árboles, mientras que las mujeres, discriminadas, sin voz ni voto, gestionan de manera ejemplar los recursos de que disponen, se encargan de las labores del hogar, hacen la colada en los ríos, cuidan de los hijos y ancianos, cultivan la tierra, y admirablemente tratan de mejorar sus vidas con sus bebés a la espalda. Núcleos de la armonía fraternal entre familias, diligentes mujeres, bellas e inteligentes, las veo como eje central en la esperanza de futuro de este gran país. Ha sido hermoso para mí, compartir con ellas, celebrar con ellas, aprender de ellas.  

    Reverencia a la Naturaleza, tolerancia entre religiones, solidaridad entre los vecinos ante el mundo hostil que les rodea, ritos de iniciación a la vida adulta, convivencia en paz, armonía, relación fraternal entre grupos… ¿Y creemos que somos nosotros de los que tienen que aprender?  

    Vaya mi agradecimiento a José María y María José, artífices de esta maravillosa aventura en la que deseo continuar, a personas tan integras y humanas como Demba, que nos ha acompañado por bosques sagrados, por paisajes mágicos, sumergiéndonos a través de sus relatos en su cultura ancestral, y gracias también a todas las comunidades que nos han ofrecido su alegría, sus alimentos, sus cantos, sus danzas, su dignidad y su gratitud. Vaya mi compromiso para actuar como ellos, dando lo que puedo y recibiendo lo que necesito.  

     

    Senegal: Nuestra barca

     

     

    Agustina en Senegal con Yakaar frica 1  

     

    Agustina López

    Después de pensarlo durante bastante tiempo, de dar prioridad a otros asuntos no más importantes y por cierto temor a no aguantar las condiciones de un país para mí desconocido, decido emprender mi viaje a Senegal, o mejor dicho, “Nuestro Viaje”.  

    En pocos días nosotros también embarcamos en este país, que significa “Nuestra Barca” en wolof. Tenemos la oportunidad de conocer una tierra rica y dura, pero sobre todo su gran potencial humano. Una población joven y una estructura familiar que posibilitan el vivir en entorno complicado con alegría y esperanza en el futuro o Yakaar.  

    Descubrimos una amalgama de colores, gentes con gran belleza y elegancia de movimientos, extensos paisajes; apreciamos la dificultad de la vida en el mundo rural y la hostilidad en las aglomeraciones urbanas, donde la mugre y la explotación infantil hacen mella.  

    El viaje resulta ser un concentrado de lo que es vivir sin anestesias, hemos llorado, reído y bailado. Volvemos emocionados, con el sentimiento de haber recibido mucho más de lo que hemos aportado y, desde luego, con el deseo de volver cuanto antes a Senegal que ya consideramos “Nuestra Barca”.  

    Gracias, Merci, Merci…a Senegal por el cariño recibido y a mis compañeros de viaje en este recorrido.  

     

    Lo que supone nacer en otro lugar

     

     

     

     

    José Luis González Vallvé

    6 de abril de 2017, como siempre, demasiado pronto me fui al aeropuerto, por esa impaciencia que tengo con los vuelos, facturé solo, a las 15,45 como previsto, comenzaron a llegar: Grupo majo: que resultaría majísimo, educados, tolerantes, resistentes, todos pacientes menos el menda; nos hicimos la foto con la camiseta Yakaar (Esperanza) embarcamos, pasamos el estrecho, sobrevolamos Marruecos con varias explanaciones geométricas que me intrigaron, todo desierto y rocas chocolate, y nos pasó por debajo un avión de Emirates que estaba en Dakar cuando llegamos.  

    Caos en el aeropuerto de Dakar, aperitivo del caos del país, nos esperan Demba guía y conocedor de todo en Senegal y Omar buen conductor, las maletas a la baca con cuerda que funcionó y al hotel La Madrague en N’Gor, que anunciaba ya la relativa calidad de los hoteles senegaleses, cena desistiendo de todas las juiciosas recomendaciones: solo verduras hervidas y frutas peladas, rico pincho de rape y “première” de suministro de Gazelle en botellas de 650 cl, la ligera y rica cerveza senegalesa gracias a la cual sobrevivimos al polvo, calores, hipos…y ascensiones varias.  

    7 de abril, mañana de viaje largo que resultaría de los cortos, pero ya muestra de las contradicciones africanas: miles de niños descalzos, sucios, mocosos, con la camiseta de Cristiano en la calle, al parecer los padres los abandonan en una escuela coránica que, por lo visto en St. Louis, es entre seminario y cárcel de la que huyen a la calle, incluso nacionales españoles enviados por sus papis musulmanes desde España; antes pasamos por el aeropuerto de Dakar para intentar recuperar el cartel de inauguración de la escuela olvidado en el avión; Multa en carretera, nos pararían muchísimas veces: aduanas, policía, “gendarmerie”, hasta el ejército, parece fue una “coima” con la disculpa del llevar mal el retrovisor, cuando te hartas de ver pasar sin multa furgonetas Peugeot 504 con treinta pasajeros y ganado, pura chatarra, penitencia a pagar por “turistas”, craso error pues los espantan en vez de atraerlos que tanta falta les haría; comemos en el Flamingo de St Luis ensalada, Capitán y mango y tarde de paseo y shock en carrito de caballos.  

    Otro paisaje, otro mundo: cochambre, basura, vacas, cerdos, pollos, carricoches y en medio mujeres súper vestidas con traje largo amarillo o rojo y hasta turbante, cayucos, raspas de pescado, desidia y plástico la ruina medioambiental de estas tierras que nadie recoge y parece que pensaran que o no tienen problemas o se arreglaran solos o por otros, con un aire fresco cuyas frigorías J Mª nos recomienda almacenar para los días de calor.  

    8 de abril. Subimos hasta la frontera de Mauritania. al parque de pájaros de Djoudj, tercera reserva ornitológica del mundo y primera zona húmeda al sur del Sahara, espectacular, llegando vemos chacales y allí: gigantescos pelicanos, cormoranes, garzas y hasta un gran varano: lagarto gigante tomando el sol, vuelta a comer al Flamingo , el campo sin cultivar solo ganados suelto: cabras, vacas, jabatos, ovejas y llegada a Loumpoul, dejamos furgoneta y maletas y en camionetas 4×4 a toda pastilla y con mochila nos llevan al campamento del desierto, siguen las mujeres cargadas de agua fardos o niños y los hombres tumbados o sentados ante los campos yermos.  

    9 de abril. Domingo de ramos, duermo bien en la jaima del desierto, después de la cena cuscús con pollo y concierto de percusión regado con abundante gazelle, hace fresco de noche y mañana de rocío en la lona húmeda que podría aprovecharse para agua y riego, desayuno en la jaima común y vuelta en camioneta a Loumpoul donde niños y mujeres no paran de pedir, paramos en Touba gran mezquita descascarillada.    

    Me irrita este simplismo feudal con liturgia absurda, incomoda e inútil: mujeres tapadas, todos descalzos que los tiene en el atraso y miseria; vemos un mercado de ganado, mucho poblado primitivo de cabaña redonda de barro y techo cónico de palmera, en Kaffrine salimos a la N 1 Dakar-Mali, llena de camiones malienses yendo y viniendo del puerto de Dakar, paramos en una gasolinera con un horrible calor a comprar agua y pan en Kourgheul, culmen del destartale: miseria, basura, calor suciedad…buscamos un sitio para picnic, pero el menos malo lo ocupa la policía y lo hacemos junto a un árbol y unas cabras, cuyos pastores disfrutan de nuestras viandas y nos entretienen; a la entrada del parque de Niokolo Koba paramos en el Campamento de Wassadou, muy agradable, paseo en barca por el rio Gambia: monos, pájaros y la gigantesca boca abierta de un Hipos, ducha, afeitado y buena cena de cuscús con pollo en salsa y mas gazelle junto a otra troupe española de El país y Goma-espuma.  

    10 de abril, me despiertan en Wassadou pájaros y ruidos de animales, desayuno agradable en la gran cabaña y 3 h. de baches hasta Mako: las mujeres lavan a golpes la ropa en el rio Gambia, ¡Qué invento la lavadora¡, llegamos a Kedougou con muchísimo calor, al Beddick un hotelito decente con piscina, pollo con arroz, calor y gazelle, aunque parece que el record lo batió un viaje con cerca de 80 botellas que nunca están suficientemente frías, siesta y visita al mercado con Daniel: cochambre, peste, vacas un árbol lleno de buitres, el único mercado donde no apetece comprar y siempre muchas vendedoras sin comprador o compradora, tarde en la piscina hasta con gin-tonic.  

    11 de abril, martes santo me despierta el gallo en esta habitación de cama barroca y colcha roja brocada que desemboca directamente en el horno exterior de arena roja, excursión a Dindefelo, parada tierna de visita a la familia de J M, llenos de regalos, subida hasta la cascada que nos deja pasmados y baño en su poza mágica que nos deja frescos y nuevos, bajada al pueblito donde comemos lentos, yassa poulet, arroz con pollo y salsa de cebolla y gazelle templada, paramos en una huerta de Yakaar, muy buena idea, y regreso por los baches hasta el hotel; piscina wifi y gin tonic.  

    12 de abril, gran excursión a Ibel pueblito Beddick allá arriba, anclado en su prehistoria, costosa subida que hacemos siete, y apenas resisto, Jean Batiste el jefe del pueblito nos cuenta la historia de sus ruegos al genio del baobab sagrado que lanzó las abejas y derrotó al ejercito del rey de la vecina Guinea que les perseguía, y de los gemelos que se convirtieron en piedra y la mujer que solo se convirtió a mitad, cola de niños para los caramelos que se agotan, absoluto primitivismo mujeres moliendo mijo, sin agua ni luz ni nada, descenso muy caluroso y cansado y almuerzo de viandas del grupo con cerveza en lata.  

    13 de abril jueves santo, nostalgia de Semana Santa, los arboles reyes de África, dan sombra, frutos, bebida muebles…envío fotos a familia y amigos, asombrados de la cascada de Dindefelo; Quizás una solución sería el catastro de la tierra, es imposible que la trabajen si no la sienten suya, carretera de Tambacounda a Ziguinchor 400Km, cambia la fisonomía constructiva, de la genuina cabaña redonda de murete de barro y techo cónico de palmera, al cobertizo feo de bloque de hormigón y techo de chapa, la pobreza genuina no es patética, pero sí lo es, la que pretende imitar la normalidad, muchos controles, entramos en la Casamance donde hubo guerrilla hasta el 2.000 que acabo según Demba por hartazgo popular, en un control del ejército nos hacen bajar de la furgoneta y pasar andando bajo un sol de plomo con los pasaportes en la mano y la urgencia de encontrar una toilette fácil para los hombres, pero las mujeres…  

    Quizás a la intensidad de la vida “artificial” occidental que aquí extrañamos envuelta en comodidad: coches, aire acondicionado, moquetas, baños, limpieza, cuidado, desapegada de lo natural que sustituimos falsamente por la parcela, el campo o el perrito, se supla aquí con la intensidad de la vida natural: tierra, arboles, animales…y otro estilo de convivir hombres y bellas mujeres.   

    Entramos tarde y agotados en Ziguinchor junto a una gigantesca montaña de cacahuetes, lo único aquí abundante. Buen hotel Kadiandioumagne, lleno de franceses jugando a antisistema con piscina junto al rio y buen comedor animado en la cena por cantante y guitarra que hacen a todo, comemos pez capitán el de los bigotes y cenamos dorada, paseamos la ciudad, compramos papel para hacer el cartel olvidado en el avión, lo único decente la iglesia-catedral con los oficios bien cantados, votamos volver en avión a Dakar evitando la paliza e incertidumbre del paso en coche por Gambia.  

    14 de abril viernes santo, desayuno en el hotel junto al estuario de cayucos, parada en el puerto lleno de capitanes, barracudas otolitos…que raspan y abren allí entre moscas y basura, vistamos la casa impluvium y una estupenda y gran huerta de Yakaar donde solo trabajan mujeres y un simpático y minúsculo encargadito nos explicará las cuentas ante la mirada gerencial de Demba que insiste en que todo tiene que pasar por Yakaar.

    Por el camino un colorido, animado y bailongo grupo de muje-res nos acoge y acompaña hasta la ceremonia de inauguración de la maternidad en cuya mesa presidencial me sientan con el alcalde, José Mª, el médico y la matrona, emociona ver el sincero agradecimiento de estas gentes,…merci, merci, merci…algunas mujeres piden matrimonio a los blanquitos, o directamente poniéndoles una rama encima, o con la ayuda de Demba, cacahuetes, mango, licor de palma fermentando por lo que aun no tiene alcohol y así lo pueden beber los musulmanes; Después de la emocionante ceremonia llegamos al Hotel le Bar de la Mer de un belguita en la lejana playa de Kabrousse donde comeremos y cenaremos gambas y pincho de rape; baño, siesta y gran paseo por la inmensa playa hasta Guinea Bissau entre vacas, gaviotas y conchas.  

    15 de abril sábado: baño a las 7 en el mar, inundo la habitación: aquí ninguna ducha tiene cortina ni mampara, desayuno junto al mar, Carlos mal; glucosa alta, al parecer llamaron a un medico pero no pudo venir, hoy mejor, hay un coche de Naciones Unidas de Guinea Bissau con un argentino/uruguayo que desayuna mate, con mujer negra y niño tostado.  

    Vamos a Cap Skiring: mercadillo de artesanía, las chicas se eternizan comprando, me pongo nervioso esperando sentado en una silla de ceiba con Demba, paramos en Mlomp a ver la casa de barro de dos pisos y las ceibas gigantes, y de ahí inauguración de la escuela de Cagnout, gran, colorida y emocionante ceremonia conducida con buen tino y mejor voz por un simpático presentador camisa roja reflectante y sombrero negro, aplazamos comer por el entierro del anterior alcalde y lo haremos en el patio de la escuela: arroz yassa con cuchara, ellos preferirían dedos, rodeados de buitres, el jefe musulmán de azul celeste 66 años quiere ser mi amigo, me pide el teléfono y en Elinkine embarcamos para Carabane con mochilita para uno o dos días por si Omar no llega a tiempo de nuestro aterrizaje en Dakar atravesando Gambia.  

    Nos refresca la travesía por el estuario lleno de manglares, garzas y pescadores franceses, el hotel es entre seminario y correccional, no piscina, no aire, si mosquitero y cama pequeña, solo un barito en la iglesia, mosquitos y chistes para compensar y a pesar de la presunción de Demba se acaba la gazelle: vemos los pescados que traen los franceses: capitán que también llaman plexiglás y otolito, cenamos cuscús.  

    16 de abril ya domingo de resurrección, visitamos la isla: la biblioteca de Yakaar está cerrada, no hay calle pavimentada, vemos el taller del modisto Paco Carabane, parece increíble su pretensión, pero allí esta afanándose en terminar un traje de señora bien colorido que tiene que entregar a las 10, a esa hora volvemos a Elinkine y en otro coche después de varias paradas con controles impertinentes, llegamos al aeropuerto de Ziguinchor único lugar con buen aire acondicionado, lio con los nombres, J Mª y Mª José consiguen plaza, volamos en un Embraer 145 y envueltos en una nube de polvo y arena, que impide ver nada, llegamos a Dakar donde milagrosamente espera Omar con la furgoneta en la que nos vamos al hotel Pierre de Lise, el mejor de todo el viaje, nos bañamos en la playa de agua fresquita y agradable y gran merendola con los restos de las viandas que aun son muchos y litros de Gazelle, ducha y cena de chistes y gin tonic que es vodka, pincho de rape, buen conjunto de jazz senegalés, junto a mi habitación dos garzas reales se pasean elegantes y orgullosas.  

    17 de abril último día, baño de mar a las 7 de la mañana, agua fresquita, desayuno de tortilla y malarone; salimos: visita al lago rosa que es gris y salado, donde acababa el rallye, hasta que se lo llevaron a América por los atentado islamistas en Mauritania, por el camino vemos pescaderías que de tanta mosca parecen “mosquerias”, luego al ferry embarque para Gorée, la isla de los esclavos, el conjunto mejor conservado urbanística y arquitectónicamente de todo Senegal.  

    Vemos el castillo y los enormes cañones franceses que hundieron al Tacoma, un mercante sueco, pensando que allí estaba de Gaulle en la batalla con Petain durante la II Guerra Mundial, comemos gambas y dorada perseguidos por vende-dores, visitamos la Casa de los esclavos, impresionante con su puerta al mar sin retorno, ferry de vuelta: visita larga a otra tienda de mas collares y cremas, sueño de cuarto de baño decoroso en Le Meridien o el Radisson, vuelta por Dakar destartalado con algún edificio megalómano, sin centro a pasear y por la Corniche junto al mar bonita naturaleza y algunos apartamentos apetecibles, subimos al gigantesco y soviético monumento al Renacimiento de la Negritud levantado por Wade en 2010, hecho en Corea del Norte, tomamos la última copa en, según Demba la zona VIP y después de 6 o 7 controles asiento 28C y a las 4,45 en Madrid.  

    Fin del viaje entre regusto de aventura, cansancio físico, desconcierto ético/moral por el privilegio/injusticia que supone haber nacido en uno u otro lugar, voluntarismo ¿posible?, dudas sobre gusto o rechazo de vuelta a la rutina, y sabor a Gazelle…

    Gracias a su gente, he vuelto a sentir

     

     

     

     

    Verano de 2016, Caños de Meca, el mar en calma, una jaima que nos regalaba el atardecer mientras soñábamos despiertos…¿Y si viajamos a Senegal?, – Me encantaría, dicen que es el país de la hospitalidad africana, el país de la sonrisa. Pero aquel sueño se desvaneció junto al amor de verano…  

    Ahora, me doy cuenta que solo se mantuvo esperando una señal que diera paso al momento perfecto para poder experimentar la riqueza de sus raíces.  

    Febrero de 2016, billete de avión en mano, un adiós agripicante al cruzar el escáner del aeropuerto de la capital española; Ilusión desbordante por descubrir el que se había convertido en mi país renacentista, Senegal…  

    A tan sólo unas horas de casa y varios pasillos para atravesar la aduana, conocí la más brillante de las sonrisas, tras un apretón de manos y una mirada que reflejaba sabiduría, conocí a Demba, nuestro guía turístico, me sorprendieron su calma y su espíritu carismático, pude sentir su luz en escasos segundos…Unos pasos más adelante, me encontré con Sidi, nuestro conductor, me bastó un parpadeo de ojos para darme cuenta de la bondad del alma que me dirigiría por aquel país…Una sonrisa interna atrapó mi esencia en forma de suspiro, estaba en paz…  

    Después de conocer a mi compañera de viaje, Noelia, empezamos la ruta y, tras las preguntas básicas y nuestra curiosidad por el país, Demba nos introdujo la asociación humanitaria que llevaba a cabo, nos habló de los huertos, de las escuelas, de los diversos proyectos que creaban, como la elaboración de mermelada por mujeres senegalesas, el reparto de bicicletas para niños que iban al colegio a 10 km de casa cada día; el factor médico…y fue entonces cuando escuché la historia de Ousmane, un niño que estaba enfermo y que había volado a Madrid para ser operado. Me conmovió tanto que al llegar a Madrid fui a conocerle. Ahora, puedo disfrutar de su simpatía, de su espontaneidad, de su cariño incondicional, nunca nadie me había dado tantos besos…” Amiga, ven, te voy a dar un beso “metralleta” (compuesto de besos innumerables que se repiten como si de un tiroteo se tratase, pero ésta vez, un tiroteo repleto de amor).  

    En la sala de hospital coincidí con parte del equipo humano de la asociación que se dedica al crecimiento y compañía de Ousmane, qué bonito el alma de cada voluntario, en especial, la de José María, al que apenas aún conozco, el coordinador de esta asociación, un señor que parece serio pero que se desvive por nuestro pequeño, por organizar algunas ideas para que el mundo funcione mejor.  

    Y así, entre historias, nos fueron bautizando en la cultura senegalesa, jugamos con niños en varias escuelas, en pequeñas aldeas, probamos el sabor que las manos africanas moldeaban en forma de alimento, vestimos sus telas de colores, pudimos ver la noche estrellada del desierto corriendo por sus dunas abajo, escuchamos el sonido de timbales mientras Sidi nos mostraba cómo sentir el ritmo; Pisamos un pueblo cuyo asfalto estaba compuesto de conchas marinas, nos bañamos en un río en una pequeña isla donde pudimos disfrutar de un paseo en kayak ; Fue allí, junto al atardecer, donde entendí el significado de África: fuerza, valentía, lealtad, unión humana, generosidad y sonrisas.  

    De repente, Sidi alzó la voz comunicándose en wolof, una barca de pescadores sin pensarlo, se tiró al mar, estaban vestidos y separando el pescado pero no tardaron ni un segundo en dirigirse a él. Se había caído del kayak, no sabía nadar y estaba en medio del mar, qué valentía! Y qué espíritu de hermandad el de los pescadores! Todo quedó en un susto pero aquel instante me hizo reflexionar toda la tarde…  

    Al día siguiente, Sidi nos presentó a su familia en Mbour, entramos a un patio donde habría aproximadamente veinticinco personas, algunos descansaban, otros compartían una gran sartén de arroz, comían en cuclillas y rodeándola, otros conversaban sentados…Había cabras, gallinas, pollitos y entendí el significado de vivir en comunidad, el valor de la familia. Jugamos horas y horas con sus hijos, sobrinos, veci-nos…  

    Conocimos también a su mujer, quien me entregó a su bebé de seis meses, “Aminatá”, jamás había sentido tanta ter-nura. Aquella tarde se grabó en mi alma, fue mágica, especial, disfruté de los cinco sentidos…Al marcharnos, los niños persi-guieron el coche agitando sus manos y gritando “Au revoir”…  

    Demba cumplió cada uno de nuestros sueños, cada petición que sugeríamos, la hacía realidad. También nos enseñó a creer, a soñar sólo lo que se pudiera cumplir, para así siempre poder vivir entre ilusión.  

    Llevo años viajando y jamás di con un guía como él, es una persona muy humana, culta, bromista, risueña, tranquila, los condimentos perfectos para vivir una experiencia en Senegal única, inolvidable, eterna…  

    Puedo decir que ha sido un viaje balsámico, emocionante, reconfortante, divertido y que gracias a su gente, he vuelto a sentir. Volveré…   

    Fue una explosión de emociones

     

     

    Foto Susana 1

    Foto Susana 2

    Foto Susana 3

    Foto Susana 4  

     

    Personalmente siempre soñé con hacer algún voluntariado o cooperación internacional.  

    No tenía claro cómo ni cuándo ni dónde. Y de repente…… simplemente fluyó.  

    Conocí a Yakaar África a través de Ousmane y mi trabajo en el Hospital Gregorio Marañón, donde se recupera de la intervención cardiaca a la que fue sometido. Él, “mi bomboncito”, me conquistó desde el primer día; poco a poco, charlando con sus cuidadores, me fui interesando por la labor de la ONG, y así, me animé a hablar con Pepa y casi sin pensarlo me vi formando parte del equipo de la séptima misión sanitaria. ¡¡!!  

    Todo, desde el principio, fue una explosión de emociones……  

    La recogida de ropita, gafas y móviles entre amigos y conocidos, la preparación de las cajas (desde aquí, gracias a toda la gente que colaboró)  

    La inquietud por conocer al resto del equipo (español y senegalés)  

    Los nervios del viaje, la llegada al aeropuerto de Dakar ya supuso un choque brutal  

    La visita a la isla de Goree y su dramática historia  

    El viaje en ferry nocturno hasta la isla de Carabanne  

    La travesía en cayuco hasta Oussouye, el largo, cansado y a la vez precioso viaje en la “furgo” hasta el País Bassari  

    El trabajo diario en los distintos poblados, comprobando en primera persona la dureza de lo real, de la pobreza, la desigualdad, la fragilidad de la vida, lo poco que se necesita para ser feliz, el idioma universal del dolor, de una sonrisa, y de la inocencia infantil…..  

    Ese cielo limpio y estrellado, esa tierra roja que junto con mis admirados baobabs y ceibas dibujan los paisajes  

    La mezcla de colores, olores y sabores (echo de menos la deliciosa salsa de cebolla)  

    Esa paz y ese silencio de la noche, solo interrumpido por la llamada a la oración de los musulmanes, y el despertar de los animales  

    La alegría y algarabía de los niños jugando, sin tecnologías ni juguetes como a los que aquí estamos acostumbrados

    El gran equipo humano (español y senegalés), como una familia, compartiendo momentos muy duros de tensión y agotamiento en jornadas difíciles de trabajo, y momentos de placer, risas, conversaciones de sobremesa y ocio.  

    Son tantas cosas que recordar….. y sé que con el tiempo brotarán en mí recuerdos y sensaciones de los que ahora no soy consciente. Lo que ya sé es que esta experiencia no la olvidaré jamás, que ha dejado una huella en mí y me ha demostrado que por mucho que nos creamos que ayudamos y aportamos en nuestras campañas de cooperación internacional, todo eso es una milésima parte de lo que nosotros recibimos al convivir con tales seres humanos.  

    Me siento afortunada, y quiero dar las gracias a Yakaar África por haberme propiciado formar parte de esta aventura, y a todos los que me habéis hecho un huequito en vuestro corazón.  

    ¡Hasta pronto, Senegal!

     

     

    YOGA SOLIDARIO EN VILLAFRANCA DEL CASTILLO

     

     

    Clase Yoga 

     

    Anna Pross, profesora de Yoga ha sido la organizadora del evento, encargándose además de hacer la difusión, hacer e imprimir los carteles, llevar el material, preparar, organizar e impartir la clase, etc., canalizándolo a Yakaar África a través de nuestra socia Nuria.

    La clase resultó todo un éxito, como se puede ver por las fotos y se recaudaron 388 euros mas algunos donativos mas que se esperan durante el fin de semana.

    ¡¡¡Gracias, Anna Pross por tu preciosa clase de yoga al aire libre en beneficio de Yakaar!!!

     

     

    Ousmane un año en España

     

     

     

    Reunion un año Ousmane en España 

     

    Teníamos muchos motivos para reunir a una pequeña gran parte de la familia YAKAAR AFRICA, por un lado acababa de cumplirse un año desde aquel ya lejano 12 de junio de 2016, en que casi con una mano delante y otra detrás y el corazón literalmente roto, Ousmane llegaba a España.

    Por otro lado, teníamos que despedir a nuestros queridos Demba y Papau que ese domingo volvían a su querido Senegal.

    Así que un grupo numeroso del equipo que ha cuidado de Ousmane durante este larguísimo año, encabezado por sus padres de acogida, Camilo y Montse, nos reunimos en su casa para celebrar ambos acontecimientos.

    El resultado una estupenda velada donde todos pudimos disfrutar de todos y fortalecer los lazos, ya de por si tremendamente fuertes, que unen a la familia Yakaar.  

     

    Nuevo video de Yakaar África

     

     

     

            Ya tenemos en la página web el video de nuestro último viaje a Senegal.

            Es un poquito largo pero aseguramos que merece la pena:

     

    Venta de camisetas a favor de Yakaar África

     

     

    Camisetas Yakaar Africa  

     

    Nuestra amiga María Acosta y su marca de moda Yere Jeekk han conseguido que en el evento Rototom Sunsplash de este año dedicado a África, el beneficio de la venta de sus camisetas se dedique a nuestra asociación. ¡¡¡Muchísimas Gracias!!!!  

     

    Novena Asamblea de Yakaar África

     

     

     

    Asamblea madrid 1

    Asamblea madrid 2

    Asamblea Barcelona

    Espectacular ambiente en las 9ª Asamblea de YAKAAR ÁFRICA. Batimos récord de presencia con más de 60 personas en Madrid y 40 en Cataluña.

    Hubo también récord de participación por parte de los asistentes con intervenciones de José María, Demba y Papau, de Nacho y Agustina componentes del último viaje organizado por Yakaar, de Camilo, Begoña y Cristina en representación de los cuidadores de Ousmane y de Ramata y de María y Marta dos de nuestras voluntarias.

    En el transcurso de la asamblea se aprobaron las cuentas anuales con su memoria económica, su memoria de actividades, el balance de situación y la cuenta de resultados.

    Asimismo se aprobó el mantener la misma composición de la Junta Directiva existente en la actualidad y formada por: Presidente: José María Piñero Campos Vicepresidenta: Carmen María Gutiérrez Herbello Tesorero: José Luis Jiménez Secretario: Camilo Martínez Álvarez Vocal: Marc Rius Ríos Vocal: Josefa Conejos Meseguer Vocal: Miguel Blanco Grande Vocal: Álvaro Moral Alonso Vocal: Begoña Verdejo Herreras Vocal: José Manuel Torres Cutillas Vocal: Montserrat Asensio Mañé

    Se aprobó también la programación de proyectos para 2017 y se hicieron importantes aportaciones como las siguientes:

    • Una vez que ha terminado el año fiscal 2016 y que se está en periodo de hacer la declaración de la renta de dicho ejercicio, se puede recordar a los socios la campaña del año pasado de que pueden incrementar su cuota teniendo en cuenta que un 75% de los 150 primeros euros aportados a Yakaar África son deducibles de dicho IRPF, como habrán podido comprobar en el borrador de su declaración.
    • Se insiste en la necesidad de promover cultivos ricos en proteínas en las huertas como la quínoa o la moringa. Intentar aprovechar las comuniones o las bodas para que de la ingente cantidad de dinero que se gasta en estos eventos una parte pueda redundar en nuestra asociación por medio de donativos o captación de socios.
    • Se hace referencia a las actividades de socios o simpatizantes que gracias a su intervención han conseguido donaciones como la de la Caixa, el evento 55dias5maestros.como, el libro de fotografías que va a editar Luis Sierra o una edición de camisetas en Murcia con nuestro logo.

    En Cataluña nuevo éxito con los mencionados mas de 40 asistentes, elevando la cifra total por encima de los 100. Nuevas y muy interesantes aportaciones como las siguientes:

    • Se hace hincapié en la prioridad que debe presentar la formación de los jóvenes proponiéndose extender este programa a la formación de profesionales de la sanidad
    • Se propone que se busquen especialidades locales de tipo étnico para poder montar sobre ellas pequeños negocios con salida en el mercado internacional

    Montserrat Asensio, de nuestra directiva y el Dr. Carlos Bardají explicaron el éxito de la colaboración entre Yakaar África y la asociación ADGN para la operación de niños senegaleses en el propia Senegal y poder dar tratamiento integral a los problemas detectados en nuestras misiones sanitarias.

     

    ENTREGA DE ORDENADORES EN EL LICEO DE MLOMP

     

    Entrega de ordenadores liceo Mlomp  

    Hemos procedido a realizar una nueva entrega de ordenadores, en esta ocasión al Liceo de Mlomp.

    Como es conocido colaboramos hace tiempo con el liceo de esta localidad que ha bautizado una de sus aulas con el nombre de nuestra asociación. Hasta hace poco el liceo no podía beneficiarse de la entrega de ordenadores al no disponer de acometida eléctrica.  

    Yakaar Africa en la Revista de Obras Públicas

    ARTÍCULO SOBRE YAKAAR ÁFRICA APARECIDO EN EL NÚMERO DE MARZO DE LA REVISTA DE OBRAS PÚBLICAS:

    2017_marzo_3585

    5 DIAS, 5 MAESTROS Y YAKAAR ÁFRICA

     

     

    5 DIAS 5 MAESTROS  

     

    www.5dias5maestros.com ha sido uno de los planes formativos más potentes sobre fotografía que se han hecho en España. Algo más de 6gb de información de revelado, procesado y captura digital. En el mismo ha habido Masterclass realizadas por Antonio Prado Pérez, Iván Ferrero, Javier de la Torre, Jesús M García Flores, Víctor Gonzalo y Mario Rubio.  

    Estamos sumamente agradecidos a nuestro gran colaborador Víctor Gonzalo, ya entrañable amigo y simpatizante, además de organizador de interesantísimos viajes fotográficos a Senegal, y a todos los que han participado en ese gran evento, ya que han decidido dedicar una parte muy importante de lo recaudado a nuestros proyectos en Senegal. ¡¡¡Muchas gracias a esos 5 grandes maestros de la fotografía!!!  

     

    OUSMANE: ALTA HOSPITALARIA

     

     

     

    Ousmane 3 r

    Ousmane 14 b

    Ousmane 16 r  

     

    Finalmente, el pasado día 7 de abril, Ousmane recibió el alta hospitalaria, después de 9 meses y 20 días en el hospital Gregorio Marañón de Madrid.  

    La despedida ha sido muy emotiva, las enfermeras de noche le llevaron una tarta para celebra el tan esperado acontecimiento. Han sido mas de 9 meses de altibajos, alegrías y decepciones, mejorías y caídas en casi la desesperación de todos los que estábamos a su alrededor.  

    Después de la despedida, al día siguiente, acompañado de Ricardo y Raquel ha repartido abrazos y besos a todo el personal del hospital, incluida la UCI, donde estuvo tanto tiempo. Ha sido muy emotivo porque Ousmane ha dejado un rastro de cariño que será difícil de olvidar.  

    La batalla no ha concluido porque todavía quedan muchos meses hasta que sea posible reducir la fortísima medicación a la que todavía está sometido y que pueda, entonces, volver a su querido Senegal.  

    La salida del hospital le ha permitido asistir por fin a su colegio con sus hermanitos de acogida en la localidad de Paracuellos de Jarama, donde todos le esperaban con los brazos abiertos. Integrándose como uno mas en el colegio.  

    Todavía no puede aguantar la jornada escolar completa, debido a su condición siempre frágil, pero ya aguanta como un campeón gran parte de la vida escolar.  

    Entre tanto, la semana de Semana Santa ha sido un compendio acelerado de actividades lúdicas en las que no ha faltado casi de nada, deportes, pádel, bici, parque infantil, visitas a museos, juegos, etc. Todo lo ha resistido con gran fortaleza ya que aunque se fatiga con relativa facilidad si es verdad que ha desarrollado una capacidad de recuperación más que notable que no ha hecho temer ni un momento por su estado de salud.  

    Todo el equipo de Yakaar África que durante estos 9 meses se ha encargado de que no estuviera ni un minuto sólo, sigue al pie del cañón apoyando a la familia de acogida, formada por Camilo y Montse, para conseguir que Ousmane siga mejorando hasta su completo restablecimiento. Bien es verdad que una vez acabados los turnos mas exigentes muchos sienten una cierta nostalgia de su compañía que nos ha aportado muchísimo más de lo que podíamos imaginar y casi diríamos que muchísimo más que lo que el equipo le ha aportado a él.  

     

    NOVENA ASAMBLEA DE YAKAAR ÁFRICA

    Presentación Clariana 2017

    Presentación el cañar 2017 

     

    En Mayo es tiempo para celebrar las asambleas anuales de Yakaar África. Id apuntando las fechas:  

    20 de mayo, sábado, en Madrid  

    28 de mayo, domingo, en Cataluña  

    Como siempre esperamos contar con la presencia de Demba y, si es posible, tanto en Madrid como en Cataluña, con la presencia también de nuestro querido amigo Papau. En esta ocasión, en Madrid, asistirá a la asamblea el pequeño Ousmane, nuestro operado del corazón ya casi recuperado  

    La asamblea-comida de Madrid ya está confirmada y será, como en años anteriores, en el Restaurante EL CAÑAR de la Calle Dr. Fleming número 44, 28036 de Madrid.  

    Como el año pasado, empezaremos con la asamblea a las 12:30 y seguiremos a continuación con la comida de confraternización. En breve enviaremos todos los documentos necesarios para poder discutir durante la asamblea

     

     

    Estudio sobre anemia y desnutrición del año 2016

     

     

    Agosto 2016

    ANEMIA Y DESNUTRICIÓN EN EL PAÍS BASARI

    Aprovechamos el mes de agosto para publicar los resultados de la última misión sanitaria en Senegal. Yakaar África realiza misiones sanitarias donde efectúa una recogida sistemática de datos antropométricos para tratar de caracterizar la situación de desnutrición y anemia de la población de algunas comunidades de dicho país. Durante los meses de marzo y abril de 2016 se ha efectuado una nueva misión sanitaria en los poblados de Dindefelo, Bandafassi y Thiabedji, cuyos resultados se reflejan en el presente informe.

    ANEMIA INFANTIL 2016

    SITUACIÓN GLOBAL

    En cuanto a la anemia infantil, el gráfico a continuación refleja los porcentajes de niños menores de 5 años con anemia (hemoglobina

    Diapositiva1

    Cuando la anemia supera el 40% de los casos se califica la situación global como un problema severo de salud pública. Como vemos tal situación se da con carácter general, tanto en toda el África subsahariana, como en todo el Senegal. Sin embargo, la situación de nuestros poblados es incluso peor que en cualquiera de los dos casos anteriores. Es también importante tener en cuenta el porcentaje de niños con anemia severa. En este caso, solo Bandafassi presenta valores mejores que los del conjunto del Senegal, pero es de
    destacar que los porcentajes de anemia severa son muy elevados tanto en Dindefelo (8,5%) como en Thiabedji (9,9%).

     

    COMPARACIÓN ANUAL
    DINDEFELO

    Centrándonos en el caso de los niños de menos de 5 años, se observa que la situación es muy parecida a la observada en años anteriores, quizás un poco peor en cuanto a la situación general de anemia, pero ligeramente mejor que en 2015 en cuanto a anemias severas. Comparando con la situación del conjunto del Senegal o del África subsahariana, si bien la situación de Dindefelo es peor que en cualquiera de dichas referencias, lo cierto es que sus datos distan muy poco de los del conjunto de Senegal.

    Diapositiva2
    BANDAFASSI

    En Bandafassi, por el contrario, la situación parece haber mejorado ligeramente en cuanto a anemias totales y empeorado, también ligeramente, en cuanto a anemias severas. Sí que es necesarios destacar el hecho de que los datos de Bandafassi se parecen mucho a los del total del Senegal, estando incluso claramente por debajo en cuanto a porcentaje de anemias severas.

    Diapositiva3
    THIABEDJI

    Era la primera vez que una misión sanitaria de YAKAAR ÁFRICA iba al poblado de Thiabedji, por tanto, que se efectuaba una toma sistemática de datos. Como se puede observar, los datos no son muy esperanzadores, ya que la situación en dicho poblado es francamente peor que en el resto de Senegal y en todo el África subsahariana, tanto en porcentaje de anemias totales como en el de anemias severas.

    Diapositiva4
    DESNUTRICIÓN INFANTIL 2016

    SITUACIÓN GLOBAL

    El gráfico de la página siguiente representa la situación con respecto a la desnutrición infantil, también para los niños entre 0 y 5 años. En este caso, los gráficos representan el porcentaje de los niños en los que la relación peso/talla se desvía más de -2 desviaciones estándar de la media de la OMS (desnutrición moderada) o más de -3 desviaciones estándar de la misma media (desnutrición severa). Cuando el porcentaje de niños con desnutrición moderada supera el 15% se habla de una situación global crítica de desnutrición aguda y cuando el mismo porcentaje se da en niños con desnutrición severa se califica la situación global como crítica de desnutrición severa. Si no se superan dichos porcentajes pero se supera el 10%, la situación se califica como de seria.

    Diapositiva5

    En los pueblos analizados se darían las tres situaciones. Bandafassi presenta un situación global crítica de desnutrición severa, Thiabedji una situación global crítica de desnutrición aguda y Dindefelo una situación global seria de desnutrición aguda. En todo caso, los porcentajes de desnutrición de nuestros poblados del País Bassari están muy por encima de los porcentajes observados en todo el Senegal o en la media de África.

     

    COMPARACIÓN ANUAL
    DINDEFELO

    La buena noticia en el caso de Dindefelo es que parece que este poblado ha abandonado la situación global crítica de desnutrición severa que presentaba en 2014 y sus datos parecen haber mejorado sensiblemente desde entonces y parecen continuar haciéndolo de manera estable. La situación en Dindefelo se acerca ya a la del conjunto del Senegal y a la del conjunto del continente africano.

    Diapositiva6
    BANDAFASSI

    Por desgracia, en Bandafassi la situación es completamente la contraria y sus porcentajes de anemia moderada y severa no dejan de crecer alcanzando la situación de global crítica de desnutrición severa. Los datos de desnutrición de Bandafassi están muy alejados y son mucho peores que los de Senegal o del resto de África. Habrá que pensar que la población se encuentra en una situación casi límite que debería ser
    corregida lo antes posible

    Diapositiva7
    THIABEDJI

    Primer año en Thiabedji y situación intermedia entre Dindefelo y Bandafassi. Aunque la situación global es crítica de desnutrición aguda, al menos no se supera el 15% de casos de desnutrición severa. Los datos son peores que los referentes a nivel de todo el Senegal o de todo el África Subsahariana.

    Diapositiva8
    CONCLUSIONES

    No se pude decir que haya unas conclusiones claras a sacar del estudio realizado, ya que muchas veces los resultados son contradictorios o poco claros pero en general se pude afirmar:

     

  • La situación de anemia, medida a través del nivel de hemoglobina en sangre, en los poblados visitados es una situación calificada como un problema severo de salud pública por parte de la OMS. Sin embargo hay que reconocer que la situación en dichos poblados es sólo ligeramente peor que la del resto de Senegal.
  •  

  • En cuanto a su evolución, en Dindefelo y Bandafassi, que son los dos poblados donde tenemos perspectiva histórica, cabe decir que es bastante estable. Se aprecia un ligera tendencia positiva en Bandafassi y negativa en Dindefelo en cuanto a anemias totales y lo contrario en cuanto a anemias severas, lo que ratifica la impresión de que la situación no ha cambiado significativamente.
  •  

  • En cuanto a la desnutrición sí que se aprecian diferencias importantes entre los diferentes poblados. La situación en Bandafassi parece especialmente grave, superando ampliamente todos los porcentajes de referencia tanto a nivel nacional como africano. Además la situación parece estar deteriorándose de manera bastante rápida con el tiempo.
  •  

  • Thiabedji presenta una situación también crítica en cuanto a la desnutrición moderada, pero no tenemos datos sobre su evolución, que habrá que seguir a lo largo de próximas misiones sanitarias.
  •  

  • En Dindefelo, y esta es quizás la única buena noticia, la situación en cuanto a desnutrición parece estar mejorando en los últimos años y se acerca ya a los valores medios de Senegal y del continente africano. Quizás la presencia de un nuevo enfermero joven y una nueva matrona, así como la mayor implicación observada en las autoridades locales pueda estar teniendo un impacto en la situación sanitaria global.
  • OUSMANE Y SALY

     

     

      ousmane nieve  

     

    Ousmane y Saly, los dos niños operados en España y que todavía están en España evolucionan favorablemente. Saly está ya escolarizada en la Granja (Segovia) donde su familia de acogida pasa largas temporadas. Tiene todavía algunos problemas de visión en su ojo pero está siendo tratada por un oftalmólogo para intentar que su visión se recupere lo más completamente posible.  

    Ousmane está cada día mejor, más animado y más simpático. Su estado sigue siendo frágil, hace unas semanas tuvo una pequeña gripe que superó rápidamente pero que dejó en evidencia que cualquier cosita le afecta, ya que sus pulsaciones se pusieron rápidamente por encima de 150 y su saturación de oxígeno bajó de forma alarmante. Gracias a Dios, apenas 36 horas después ya estaba de nuevo en plena forma.  

    El plan por ahora sigue casi intacto esperando que en las próximas vacaciones de Semana Santa se pueda incorporar con su familia de acogida e inicie ya el camino hacia su recuperación definitiva.  

    Entretanto, seguimos al pie del cañón cuidándole día y noche a ver si puede primero salir definitivamente del hospital y más adelante volver a su casa en Senegal

     

    Aprovechando las nevadas de este mes en Madrid, Ousmane ha podido ver nevar por primera vez en su vida. Por un ratito ha salido del hospital y ha podido sentirla en sus manos y chuparla para ver a qué sabía.  

    El fin de semana pasado ya la había podido ver en el suelo de la sierra madrileña con Begoña y su familia, por lo que la experiencia ha sido completa.  

     

     

    NIÑOS CON CARDIOPATÍAS

     

      Cardiopatia  

     

     

    Hemos trasladado a Dakar a los tres niños diagnosticados de cardiopatía en nuestra reciente misión sanitaria. Allí les hemos llevado al novísimo hospital CUOMO de la ONG la chaine de l’ espoir, de la que habíamos conocido a través de nuestra participación la semana pasada en el seminario de Menudos corazones.  

    Los niños han sido vistos por los médicos del hospital y una de ellas, Adama, ha sido dada de alta. Los otros dos: Idiatou y Ousmane, han realizado todas las pruebas y estamos a la espera de su posible aceptación por el hospital para ser operados en el mismo.  

    Si todo va bien procederemos igual con otros tres niños de la Casamance y conseguiremos resolver la situación de todos los niños diagnosticados en nuestra reciente misión sanitaria.  

     

     

     

     

     

    Haga click para ir al Menú